Se transmitieron dos cirugías en vivo desde los quirófanos del hospital Castro Rendón, donde se utilizó un nuevo método para la detección del ganglio centinela. 

El jueves 7 de noviembre se realizó una jornada de laparoscopía en ginecología oncológica en el Aula de Docencia e Investigación del hospital Castro Rendón. Durante la actividad, se transmitieron dos cirugías en vivo desde los quirófanos del hospital, donde se utilizó un nuevo método para la detección del ganglio centinela. Fue organizada por el servicio de Ginecología.

La jornada docente se pudo ver en diferentes hospitales de la provincia. Realizó las intervenciones quirúrgicas y brindó la capacitación Julián Di Guilmi, médico ginecólogo oncólogo del hospital Británico de Buenos Aires, donde también se pudieron ver las cirugías.

Al respecto, Lorena Cabrera, tocoginecóloga y ginecóloga oncóloga, perteneciente al servicio de Ginecología del Castro Rendón, explicó que “se realizaron dos cirugías oncológicas de cánceres de endometrio, transmitidas en vivo,  y en las dos se operó anexohisterectomía por vía laparoscópica”.

Además, precisó que “lo que hicimos es algo nuevo, que no se hizo en ningún hospital público de la Patagonia; lo novedoso fue que para las cirugías se usó una torre de video laparoscopía con una cámara nueva que detecta el ganglio centinela con el pigmento verde indiocianina. Este pigmento lo que hace es que cuando empezamos a operar por laparoscopía se ve el ganglio centinela teñido de verde flúor”. Agregó que “a la paciente se le inyecta a través del cuello uterino ese pigmento para poder detectar en ese ganglio hacia dónde va la enfermedad, porque es el primer lugar donde puede hacer metástasis”.

La especialista explicó que “si sacamos el ganglio centinela y nos informan que es negativo, a esa paciente no tenemos que hacerle la linfadenectomía pélvica completa y con esto le disminuimos la morbilidad”, y agregó que “hoy los caminos nos conducen a realizar intervenciones menos invasivas para que las pacientes puedan tener menos complicaciones”.

También sostuvo que “hay otros métodos que se han incorporado como el de azul patente, azul de metileno, que son otros pigmentos que se pueden utilizar para la detección del ganglio centinela, pero que son menos sensibles y específicos” e indicó que “también se utiliza el tecnecio 99, que es por radioisótopo marcado, pero este nuevo método que utilizamos en las intervenciones con el pigmento verde indiocianina es mucho mejor para la detección del ganglio centinela”.

La jornada se pudo seguir a través de un link de Telemedicina. “Es importante porque contamos desde el hospital con la ayuda y colaboración del departamento de Telesalud, Informática, el Quirófano, Docencia e Investigación, y nuestro servicio de Ginecología, y todos intervinieron”, dijo Cabrera.

Para realizar las intervenciones se utilizó una torre de video laparoscopía traída desde Buenos Aires. Esta torre, que fue cedida sin costo por la empresa Striker para la jornada, tiene incorporada en la cámara una visión especial para detectar y ver el pigmento verde indocianina. No todas cuentan con esta posibilidad.

La jornada estuvo dirigida a residentes de Ginecología, médicos Oncólogos,  especialistas en ginecología y ginecología oncológica, tanto del sector público como del privado.

Tuvieron a cargo la dirección de la jornada los médicos Julián Di Guilmi, Lorena Cabrera, Soledad Gasparini y Marcelo Kolar, mientras que los coordinadores fueron Esteban Colon, Victoria Minaudo y Mariano Bruno.