El plan nacional ProSanE tiene el objetivo de evaluar el estado de salud de los niños y niñas en edad escolar, visualizar problemas de salud e implementar un seguimiento y acciones que contribuyan a fortalecer la salud desde las escuelas.

El ministerio de Salud informó que se llevó a cabo una reunión de trabajo de la que participaron referentes del Programa de Sanidad Escolar (ProSanE). El plan nacional tiene el objetivo de evaluar el estado de salud de los niños y niñas en edad escolar, visualizar problemas de salud e implementar un seguimiento y acciones que contribuyan a fortalecer la salud desde las escuelas.

El ministro de Salud, Rubén Butigué, expresó al respecto que “la salud escolar es parte de la historia del sistema de Salud provincial, porque desde sus comienzos se pensó en ubicar a los niños y niñas en un sitio priorizado” y agregó: “Sabemos que (los niños) constituyen la base sobre la que se construye y proyecta una población, en un territorio repleto de posibilidades de progreso”.

Durante el inicio del encuentro, la coordinadora nacional de ProSanE, Verónica Luconi, explicó que “se trata de un programa integral, entonces requiere de una mirada macro y del trabajo conjunto de las distintas áreas”.

Durante el desarrollo de la actividad, la directora general de Atención Primaria de Salud, María Luz Gamboa, indicó que “el ProSanE vincula a las áreas programas de los establecimientos de salud con las escuelas de la zona”.

A partir de octubre de 2011, la provincia de Neuquén -a través de las carteras de Salud y Educación- firmó el convenio con el programa nacional. Desde allí se comenzaron a canalizar acciones e incorporar los lineamientos planteados.

El programa se está implementando en siete centros de salud y dos hospitales de la zona sanitaria Metropolitana. Entre ellos se encuentran los centros de salud Nueva Esperanza, Villa María, Confluencia, Progreso, Almafuerte, Valentina Sur y San Lorenzo Norte; y los hospitales Heller y Bouquet Roldán.