Realizaron acto por los cincuenta años de la primera sesión legislativa

abril 30, 2008

En la ceremonia, el gobernador Jorge Sapag remarcó que “Neuquén nació demócrata, progresista, con ilusiones, con expectativas”. También se refirió al homenaje, “que estaba pendiente”, a los que participaron de la institucionalización de la provincia.

Gobernador Jorge Sapag

El gobernador Jorge Sapag presidió junto a la vicegobernadora Ana Pechen el acto de conmemoración del cincuentenario de la iniciación del primer período legislativo. También participaron de la ceremonia legisladores con mandato cumplido entre 1958 y 1962, y familiares de Alfredo Asmar, vicegobernador y presidente de la Legislatura en el período de sesiones de 1958.
El acto comenzó con la lectura de un fragmento del discurso que el 1º de mayo de 1958 pronunció Asmar, que finalizó con la invitación a entonar el Himno Nacional Argentino, al que se le sumó en la ceremonia el Himno Provincial.

El gobernador Jorge Sapag dijo sentirse honrado por contar con la presencia de “la familia de quienes soñaron esta provincia” y consideró muy importante el testimonio vivo de quienes legaron la Constitución a la provincia. “Es un homenaje sentido que estaba pendiente”, indicó.

Aseguró que es positivo en este primer medio siglo de vida de la provincia de Neuquén homenajear a los legisladores mandato cumplido y en ellos a todas las personas que pasaron por la Legislatura y que fueron parte de la Convención Constituyente. Recordó las palabras de Alfredo Asmar en su discurso, cuando dijo: “Neuquén inicia en este día su andar libre de tutelas” a las que consideró como una definición de autonomía para comenzar a definir el destino propio de la provincia a partir de la decisión de sus habitantes.

Se refirió también a la alusión de Asmar a las “realizaciones que yacen dormidas a la espera de la palabra, la iniciativa y del proyecto de los legisladores”. Consideró que estas palabras resultan actuales y que son un llamado de la historia como provincia, “que marca un gran compromiso con el pueblo al cual no se le puede fallar”.

Del discurso del entonces gobernador Ángel Edelman, rescató el mensaje a la ciudadanía del Neuquén que “acaba de presenciar el enfrentamiento democrático de nuestras inquietudes políticas; y en esa lucha hemos tenido, todos, la satisfacción de que hubiera un solo triunfador: la democracia”. Por esto Sapag aseguró que “Neuquén nació demócrata, progresista, con ilusiones, con expectativas” y tomó a su cargo el legado de Edelman para las futuras generaciones, para construir un verdadero federalismo y una provincia justa.

“El desafío es muy grande, lo decía Alfredo Asmar, que la carga es importante y que es muy pesada. Hay 100 mil ojos que ahora son 600 mil miradas que están posadas sobre cada uno de nosotros, legisladores y miembros de los tres poderes del Estado y cuando de democracia se habla, estamos hablando de valores, de reglas de juego claras, de independencia de poderes, de bien común”, dijo.

En este sentido, consideró que dentro de las reglas de juego de la democracia, “una de las cosas importantes es lo que surge de esta casa: la ley, que es la regla de juego fundamental a la que los ciudadanos nos tenemos que someter como esclavos”. Por eso determinó que es obligación de todos construir la paz y la justicia social.

En su discurso rindió un homenaje a todos los luchadores, los de ayer, los de hoy y a todos los trabajadores legislativos. Asimismo, saludó a los trabajadores por su día, y recordó las palabras de Joaquín V. González que pensó que el territorio entre los ríos Limay y Neuquén era un territorio llamado a la prosperidad, a la justicia y al progreso.

Por su parte, la vicegobernadora y presidenta de la Legislatura, Ana Pechen, hizo una reseña histórica sobre la época que se conmemoró hoy y aseguró que es necesario honrar la historia de la provincia antes aún que sus habitantes ejercieran sus derechos esenciales, como es el derecho al voto. “Toda esta parte de la historia es la que hemos querido honrar hoy en esta Legislatura nueva”, expresó.

Consideró que “los pueblos que no tienen historia difícilmente pueden orientar su camino”, que tiene que ser el camino de la defensa de las instituciones y de respeto a la democracia, “donde la República se fortalezca y donde sus poderes legislativo, ejecutivo y judicial sean verdaderamente fuertes e independientes”. En este marco, agradeció a los legisladores mandato cumplido que estuvieron en la sesión de 1958 y a los convencionales que legaron la Constitución.

Durante el acto se descubrió una placa conmemoratoria del primer período legislativo de la provincia y Estela Maris Asmar, sobrina de Alfredo Asmar, ofreció un discurso en el que presentó una semblanza de su tío, que aseguró tenía una “vocación innata por la política” y del que resaltó su compromiso “con los destinos de la provincia de Neuquén”.

La Legislatura declaró de interés a esta conmemoración el jueves pasado, a través de la resolución 721, en respuesta a un proyecto impulsado por la presidencia del cuerpo legislativo. El 1º de mayo de 1958, explican los fundamentos de la declaración, entró en vigencia la Constitución Provincial sancionada el 28 de noviembre de 1957, comenzando de tal modo la historia constitucional de Neuquén.