Trabajan de manera coordinada distintas instituciones de la localidad, entendiendo al consumo de drogas como un problema de salud pública.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que el Proyecto Local Participativo (PLP) denominado “Campaña local de prevención y sensibilización sobre el consumo problemático de sustancias psicoactivas”, comenzó a desarrollarse en Zapala impulsado por el hospital local. La ejecución es posible por el trabajo conjunto y los recursos de los Estados provincial y municipal.

Los PLP requieren un trabajo intersectorial que permiten ampliar la mirada ante un problema detectado en la comunidad. Para esto es necesario aunar esfuerzos los equipos de salud con escuelas, clubes y asociaciones del barrio. El proyecto fue presentado por el personal del hospital zonal de Zapala, quienes trabajaron coordinadamente con la comisión de adicciones de la red interinstitucional local, la asociación Civil NA MUNTU, el CPEM 3, la secretaría de Políticas Sociales, el programa Municipios y Comunidades Saludables (MyCS) y la Iglesia del Chachil.

Valeria Quaranta, médica local e integrante de la red interinstucional, explicó que esta campaña se lleva adelante “con financiación parcial del ministerio de Salud y Desarrollo Social y por el aporte de los otros sectores involucrados”.

“Desde Salud veíamos que la cuestión de las adicciones y los consumos problemáticos de sustancias en la localidad eran temas que circulan en toda la comunidad, por lo que debíamos involucrarnos para hacer una construcción más integral de las respuestas. Por este motivo desarrollamos el proyecto que fue seleccionado en el año 2015”, explicó.

Para fundamentar el proyecto y priorizar el problema, primero realizaron un diagnóstico comunitario, luego presentaron la situación y caracterización del grupo destinatario y el contexto donde iban a desarrollar el PLP. Una vez hecha la investigación, determinaron que las adicciones y los consumos problemáticos eran una realidad que existía. Sin embargo, hablar sobre drogas resultaba particularmente difícil debido a que carga con una serie de representaciones negativas, estigmatización o condena moral, sin ser concebidas como una problemática de salud.

Ante esta situación se visualizó la prevención como una estrategia prioritaria dentro de las políticas de salud. Su propósito fue desarrollar acciones que aporten conocimientos acerca de las drogas y los efectos de su consumo; y que además faciliten el desarrollo de las actitudes y conductas que tiendan hacia la salud, generando estilos de vida saludables. Desde la prevención, si bien es fundamental desalentar el inicio en el uso de sustancias psicoactivas, también es necesario detectar en forma temprana el uso, el abuso y la adicción.

Luego de este relevamiento de datos y propuestas de abordaje se decidió trabajar desde una mirada diferente, a través de material gráfico y audiovisual en diferentes intervenciones comunitarias. El fin es llegar a toda la población de Zapala, poniendo énfasis en grupos vulnerables a la problemática del consumo de sustancias como son los adolescentes; y fortalecer la red local.

Una vez puesta en marcha la campaña, la red irá realizando una evaluación permanente de la percepción de los distintos actores sociales y de los medios de comunicación en relación con la temática para evaluar el impacto de la misma. Se considera que los medios masivos juegan un papel importante, tanto en la transmisión y el manejo de noticias sobre el tema, así como en la difusión de mensajes a la opinión pública, influyendo en su percepción sobre este fenómeno.

La campaña es denominada “Todos somos parte” y se realiza como parte del plan local de adicciones. Fue presentada oficialmente el jueves 1 de diciembre en la Casa de la Juventud de Zapala.