Esta plaga se presenta en la región cordillerana, afectando a la producción forestal de pinos. Las tareas las lleva adelante la Provincia junto con el Senasa.

Mediante un trabajo interinstitucional que involucra a distintos organismos y al sector forestal, se pusieron en marcha este mes en la provincia las tareas sanitarias para el control biológico de la avispa barrenadora de los pinos (Sirex noctilio), que afecta a las plantaciones de pinos.

Las distintas acciones involucran al ministerio de Desarrollo Territorial, a través de la subsecretaría de Producción y Corfone, junto con el Centro Regional Patagonia Norte del Senasa, municipios, comunidades mapuche y el sector privado forestal.

A principios de octubre se inició en las provincias de Neuquén y Río Negro la aplicación de las dosis del nematodo Deladenus siricidicola, controlador biológico utilizado para el tratamiento de esta plaga, que se reproduce y ataca en primavera y verano. Estas acciones culminarán a mediados de noviembre.

En el caso de Neuquén, las tareas alcanzan a establecimientos forestales de las zonas Sur y Norte ubicados en Meliquina, Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Aluminé, Andacollo, Huinganco y Las Ovejas.

El Senasa aportó 500 dosis del producto, que son colocadas por cuadrillas de técnicos de la Provincia en predios de comunidades mapuche y de pequeños productores y en bosques municipales del norte neuquino. Desde el organismo nacional, además, se capacita y supervisan las tareas que se realizan a campo.

En paralelo a los controles, y teniendo en cuenta que el Sirex es una plaga “oportunista” que ataca plantaciones con algún grado de estrés, desde la subsecretaría de Producción se incentiva en los productores la realización de tareas culturales que permitan mantenerlas en un buen estado sanitario, como poda, raleos, y fundamentalmente la plantación de nuevos rodales en predios aptos para el cultivo de secano, adonde las precipitaciones sean suficientes para garantizar la provisión de agua evitando que las plantas se debiliten.

Plaga y control

El Sirex es una plaga de alto potencial de daño sobre los bosques implantados de pino, principalmente por su alta tasa de multiplicación, su amplia dispersión y su origen exótico.

El Deladenus siricidicola es considerado un valioso controlador biológico, teniendo en cuenta que la inoculación de este nematodo produce la atrofia de los ovarios de la hembra de Sirex noctilio, con la consecuente esterilización de las mismas.