Realizan controles sobre la enfermedad de Chagas en la provincia

agosto 18, 2011

Desde el departamento de Salud Ambiental de la subsecretaría de Salud se trabaja para que la provincia esté libre de transmisión vectorial de la enfermedad. Al mismo tiempo, se realizan análisis clínicos para detectar la enfermedad en niños y embarazadas e iniciar los tratamientos pertinentes.

El departamento de Salud Ambiental de la subsecretaría de Salud trabaja para que la provincia de Neuquén esté libre de transmisión vectorial de Chagas. Con este objetivo, ya se visitaron mil viviendas en las que era posible encontrar el insecto que transmite la enfermedad y entre octubre de 2011 y febrero de 2012 visitarán mil viviendas más. Al mismo tiempo, se realizan análisis clínicos para detectar la enfermedad en niños y embarazadas e iniciar los tratamientos pertinentes.

La veterinaria y jefa del departamento de Salud Ambiental, Alicia Turinetto, explicó que en la primera etapa de vigilancia “recorrimos toda la zona donde históricamente había presencia de vinchucas”. Se trata de la región endémica compuesta por diez departamentos provinciales: Confluencia, Añelo, Chos Malal, Zapala, Minas, Pehuenches, Picunches, Picún Leufú, Loncopué y Ñorquín.

Informó que luego de visitar las primeras mil viviendas “se detectó triatoma infestans -que es la especie de vinchuca que transmite la enfermedad de Chagas- en dos lugares y en uno de los sitios, en dos ocasiones”. Sostuvo que encontrar pocas “nos permite instalar muy bien la vigilancia, porque estos lugares ya fueron fumigados y fueron bien identificados”. Además, Turinetto aseguró que se realizó el análisis correspondiente, con resultados “negativos” a la presencia del parásito Trypanosoma cruzi (agente que provoca la enfermedad).

En otros casos también se encontraron vinchucas silvestres, que no transmiten la enfermedad, aunque permiten establecer que se trata de una zona en la que puede habitar el insecto, por las condiciones climáticas y del terreno.

Durante el recorrido por la provincia se georeferenciaron los lugares y se instaló un sistema de vigilancia con documentación, que estará a cargo de los agentes sanitarios. En ese sentido, la referente manifestó que “esta experiencia capacitó a los agentes sanitarios”.

Las viviendas visitadas suelen ser construcciones precarias de adobe, con rasgaduras y techos de ramas, entre otras características, aunque también se puede encontrar vinchucas en construcciones de otro tipo. Además, se observa las viviendas que tienen crianza de animales, dado que “las pocas vinchucas que encontramos, las encontramos en el peri domicilio, no en el interior de la vivienda. Las encontramos en el gallinero, donde hay corrales de chivos o palomares”, dijo Turinetto.

En la actualidad, resta visitar mil viviendas más en la misma zona, que fueron seleccionadas a partir de situaciones específicas. Este trabajo de campo se realizará entre los meses de octubre de 2011 y febrero de 2012, dado que en esos meses “la vinchuca se reproduce y es más activa”, explicó la veterinaria.

La enfermedad de Chagas en Neuquén

El mal de Chagas es una enfermedad producida por un parásito llamado Trypasoma cruzi, que puede afectar el sistema cardiovascular y el digestivo, y producir diferentes grados de invalidez e inclusive la muerte.

Su transmisión se produce a través de la picadura y deyección de la vinchuca “triatoma infestans” y si bien sólo en algunas provincias hay vinchucas, hay Chagas en todo el país, porque la enfermedad también es transmitida por las mujeres infectadas a sus hijos durante el embarazo.

La enfermedad se trata bien en edad temprana y por el contrario, es difícil de tratar en edad adulta, cuando se hace crónica. Por ese motivo, en la actividad de vigilancia también está previsto estudiar -cuando corresponda- a los niños hasta los quince años y a las embarazadas.

Particularmente, “sabemos que toda esta zona donde vigilamos, antes tenía vinchucas, tenía triatoma infestas y enfermos”, dijo Turinetto y agregó que “hace más de diez años que no tenemos enfermos de Chagas agudo vectorial en la provincia, es decir, de la enfermedad transmitida directamente por la vinchuca”.

Por el contrario, la referente sostuvo que “tenemos Chagas agudo congénito, que es transmitido por madres nacidas en las zonas endémicas o provenientes de provincias o países donde hay casos agudos vectoriales”.

La veterinaria explicó que al realizar la primera etapa de vigilancia, “se hicieron 388 muestras a todos los niños que fuimos encontrando en el recorrido”. Como resultado de esto informó que se detectaron dos niños congénitos, que están tratándose. En este sentido, remarcó que todas estas acciones, “permiten que zonas libres de transmisión vectorial, como Neuquén, conserven este status, y de esta manera vigilamos y protegemos a nuestra población”.