Realizan con éxito operaciones de alta complejidad en el Castro Rendón

enero 10, 2012

Las intervenciones que ya han sido practicadas anteriormente se realizaron durante el pasado fin de semana en el nosocomio de la ciudad de Neuquén. La cirujana Sofía Ortíz, destacó que las cirugías se pudieron realizar con la colaboración de especialistas del Instituto de Oncología Ángel Roffo de Buenos Aires.

Este lunes 9 de enero, la cirujana de Cabeza y Cuello del Hospital Castro Rendón, Sofía Ortíz, informó que el pasado fin de semana en el hospital regional, se realizaron con éxito operaciones de alta complejidad en el Hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén.

La denominación médica de la compleja cirugía es resección del cáncer de la cavidad oral con mandíbula y vaciamiento cervical y reconstrucción con colgajo micro quirúrgico de peroné y fue practicada en pacientes con tumores en la cavidad oral.

Las complejas intervenciones corresponden a la cuarta y quinta vez que se realizan en el nosocomio de la ciudad de Neuquén y se han podido realizar gracias a la asistencia de un equipo de cirujanos oncólogos del servicio de Cabeza y Cuello del Instituto de Oncología Angel H. Roffo – UBA, que se sumaron al equipo de cirugía de Cabeza y Cuello del Hospital Castro Rendón, liderado por las cirujanas Sofía Ortíz y María Carlini.

La cirujana Sofía Ortíz se mostró muy satisfecha con el resultado de las intervenciones quirúrgicas que se le practicaron el viernes y sábado pasado a dos pacientes en el hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén.

La especialista destacó que con este tipo de cirugía “lo que más nos reconforta es que a los pacientes les podemos brindar una solución integral, porque no solo les estamos extirpando el tumor, ya sea maligno o benigno, sino que también le damos una calidad de vida aceptable” y agregó que con esta técnica de reconstrucción de colgajos micro quirúrgicos lo que se le hace al paciente es “reconstruirle la zona afectada de una forma funcional y estéticamente adecuada”.

La cirujana, Sofía Ortíz, explicó que “el objetivo principal de la operación no es solo la extracción del tumor, que es una operación que nosotros ya hacíamos en el hospital, sino que en esta oportunidad se realiza además la reconstrucción de la región afectada”.

Informó además que la cirugía de colgajos micro quirúrgicos “esta destinada a pacientes que tienen tumores en la cavidad oral, particularmente en zonas de la faringe y laringe que presentan gran agresividad”. Y señaló que los tumores localizados en la cavidad oral son tumores que, en su gran mayoría, han sido generados por patologías como el alcoholismo y el tabaquismo.

La médica adelantó que a pesar de no tener fecha para futuras intervenciones, ya se han programado dos operaciones más.

Por eso, explicó que el equipo de trabajo fue conformado por dos cirujanos oncólogos del servicio de Cabeza y Cuello del Instituto de Oncología Angel H. Roffo – UBA, provenientes de Buenos Aires, y cuatro cirujanos del hospital Castro Rendón, más un grupo de anestesistas.

Ortíz aclaró también que, si bien los cirujanos llegados de Buenos Aires pertenecen al Instituto de Oncología que operó a la presidenta Cristina Fernández la semana pasada, el equipo fue conformado por otros especialistas.

Finalmente la cirujana agradeció a las autoridades del Departamento Quirúrgico del hospital Castro Rendón ya que sin su apoyo, estas operaciones no podrían realizarse.

Cirugía

La denominación médica de la cirugía es resección del cáncer de la cavidad oral con mandíbula y vaciamiento cervical y reconstrucción con colgajo micro quirúrgico de peroné.

“Es una cirugía muy compleja que tiene una duración de 12 a 14 horas, donde se extrae el tumor en simultáneo a la preparación del tejido que va a ser transportado para hacer la reconstrucción” indicó Ortíz.

En estos pacientes “los tumores de la cavidad oral les comprometían la lengua, el piso de la boca y la mandíbula” y agregó que “como estas estructuras se resecan con la extracción del tumor, hay que reconstruirlos con tejidos que aporten hueso para formar la mandíbula y tejidos blandos como músculo y piel para poder formar la lengua y el piso de la boca” reveló la cirujana.

Se extrae una zona del hueso peroné de la pierna con el objetivo de suplantar la mandíbula afectada para luego hacer una anastomosis para unir la arteria y vena de los tejidos “sanos” a arteria y vena del cuello para reconstruir la zona afectada. Igualmente aclaró que en la región del peroné, desde donde se extrae parte de hueso, la incisión no compromete ninguna función del mismo ni afecta al músculo de la pierna, así que el paciente puede seguir realizando sus actividades normales.

Durante el pos operatorio, el paciente debe permanecer de dos a cuatro días en terapia intensiva y luego 10 días más en sala común. Durante los primeros días es importante mantener una buena presión arterial para evitar que se obstruyan los vasos sanguíneos que fueron trasplantados hacia la zona afectada, concluyó la especialista.