El Instituto Provincial de Juegos de Azar de Neuquén llevo a cabo hoy la “Jornada de capacitación en psicoeducación y prevención de los problemas derivados del abuso de los juegos de azar y nuevas tecnologías”. La actividad estuvo destinada a docentes.

Con la participación de 40 docentes, se llevó a cabo hoy una “Jornada de capacitación en psicoeducación y prevención de los problemas derivados del abuso de los juegos de azar y nuevas tecnologías”, a cargo del Instituto Provincial de Juegos de Azar de Neuquén (IJAN).

La actividad se realizó en el auditorio del Consejo Provincial de Educación (CPE) y formó parte de la semana de capacitación docente organizadas por el ministerio de Gobierno, Educación y Justicia; la secretaría de Educación y el Consejo Provincial de Educación.

Con la intención de promocionar el juego saludable y abordar los problemas derivados del abuso de los juegos de azar y las nuevas tecnologías, los disertantes doctores en psiquiatría, Julio Brizuela y Alfredo Cia, explicaron a los docentes la importancia de identificar y comprender en las escuelas a las familias donde algún integrante posea conductas adictivas, que no implican una ingesta de sustancias como lo son el juego, el trabajo, las nuevas tecnologías –como internet y redes sociales-, compras y sexo, entre otros.

Según explicó Alfredo Cia “es adicción cuando una determinada conducta es lo más importante en su vida y se le dedica una mayor cantidad de tiempo”. Además, el profesional agregó que “existe una necesidad interior de la persona en continuar realizándola, generando pérdida de control de sí mismo”.

Por su parte, Julio Brizuela afirmó que existe una “total pérdida de libertad del ser humano” cuando se hace referencia a una adicción. “Un rasgo notorio es que el afectado toma poca conciencia de lo que le sucede”, dijo y agregó que “se modifica su humor y se altera su entorno familiar, entre otras cuestiones”. En general, la persona afectada no reconoce que tiene un problema.

Existen diversos factores internos y externos que influyen en la persona con conductas adictivas como el entorno familiar y social, la infancia, entre otros. Por ello, la capacitación se centró en identificar situaciones en la escuela para poder abordarlas interinstitucionalmente, ya que desde IJAN se trabaja con un programa de promoción y orientación hacia un juego responsable.