Se realizó ayer en Senillosa y fue presidida por el subsecretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Esquivel. Participaron 150 vecinos y se explicó el alcance del emprendimiento agropecuario. También se respondieron consultas e inquietudes.

El subsecretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Esquivel presidió ayer -31 de octubre- en Senillosa una audiencia pública en la cual se expuso el proyecto productivo Patagonia Sustentable, que se desarrollará en unas 8.500 hectáreas de la zona de Arroyito. Del encuentro participó además el intendente de Senillosa, Hugo Moenne y unas 150 personas, entre vecinos y productores del lugar. Se inscribieron un total de 28 expositores.

Ricardo Esquivel informó que, en el encuentro se respondieron consultas e inquietudes en torno del abastecimiento de agua y el uso de agroquímicos. Al respecto, aseguró que este desarrollo agropecuario “no interferirá en el abastecimiento de agua” que se realiza en el lugar.

Asimismo, precisó que los agroquímicos que se utilizarán “serán los autorizados por los organismos pertinentes y en el marco de lo establecido por la Ley de Agroquímicos recientemente sancionada en la provincia del Neuquén”.

 

El proyecto productivo Patagonia Sustentable comprende el desarrollo agrícola de 8.563 hectáreas, que se encuentran en un predio de 14.911 hectáreas propiedad de Corsalmi S.A. Allí se realizará un proyecto de cambio de uso del suelo que permitirá transformar tierras áridas en tierras agrícolas aptas para ser cultivadas por el método de siembra directa, mediante un sistema de riego tecnificado de aspersión por pivote.

Los objetivos centrales de este emprendimiento son el fomento del desarrollo de la economía regional con foco en el sector agroindustrial, con especial atención en los emprendedores empresarios rurales; y la promoción del aumento de la productividad bajo la concepción de una agricultura sustentable, que generará un aumento de la competitividad de dicho sector, tanto para la generación de valor adicional de manera local, así como también de un aumento de la competitividad en la capacidad exportadora de la zona.

El planteo productivo se basa en la rotación de cereales y oleaginosas producidos bajo el sistema de siembra directa, sin remoción de suelo y con el aporte de rastrojos en cobertura, favoreciendo el control de la erosión eólica e hídrica.

Las rotaciones se establecen cada 8 años, evaluándose una rotación basada principalmente en gramíneas intercaladas con oleaginosas. Se prevén desarrollar 152 chacras implementadas con una superficie perimetral de 96 hectáreas y un área regada por pivote de 71 hectáreas, en la mayor proporción de los casos. Dicho sistema de trabajo en chacras AAPRESID está pensado para el Desarrollo de Tecnologías Agropecuarias Sustentables, ajustadas a las condiciones particulares de los diferentes ambientes y sistemas de producción, y para la capacitación y transferencia a los usuarios de las mismas.

Asimismo, en el marco del proyecto se prevé la ejecución de obras y acciones de prevención, mitigación y recomposición ambiental, comprendidas en el Plan de Gestión Ambiental, en relación a los subproyectos de redes de riego, eléctricas y caminos internos.

Etapas del Proyecto

Constará de seis etapas progresivas y anuales, bajo la dirección técnica de Frontera Sustentable S.A. En una primera etapa, denominada showroom, abarcará 501 hectáreas. Las parcelas donde se desarrollarán las seis etapas se encuentran en el ejido de Senillosa

La Etapa I o Showroom, consiste en la puesta en marcha del proyecto como prueba piloto. En esta etapa, la obra estará compuesta por una estación de bombeo que alimentará 8 equipos de riego por pivote central, cubriendo unas 501 hectáreas.

Las siguientes 5 etapas abarcarán el desarrollo agrícola de un área total de 8.062 hectáreas, de acuerdo con el siguiente detalle: las etapas II y III se ejecutarán de manera conjunta, con la implementación de 24 pivotes centrales y abarcando un área de 2.026 hectáreas. En las etapas IV a VI, se pondrán bajo producción agrícola 6.036 hectáreas, instalándose para ello 88 pivotes centrales para riego.

El proyecto contempla en los primeros años la implantación de cultivos como cereales, oleaginosos y forrajeros (trigo, cebada, triticale, avena, sorgo, alfalfa, soja y girasol). Posteriormente se indica que podrán implantar cultivos de mayor intensidad. Tales cultivos se realizarán mediante siembra directa.