Será en el hospital Horacio Heller y es organizada por personal del hospital y familiares de niños con trastornos del espectro autista (T.E.A).

Durante la jornada de hoy se realiza una actividad de sensibilización en el marco del Día Mundial de Concientización sobre el Autismo. La propuesta tiene lugar en el hall central del hospital Horacio Heller, ubicado en Godoy y Lihuen de Neuquén Capital.

La actividad fue organizada por personal del hospital y una red de familiares de niños con trastornos del espectro autista (T.E.A).

Autismo

Se llama autismo a una serie de trastornos que afectan la habilidad para interactuar y comunicarse socialmente. Su diagnóstico se dificulta por la falta de un examen específico que pueda detectarlo. Sin embargo, suele detectarse alrededor de los 18 meses de edad, evaluando la conducta y el desarrollo del niño.

Entre los signos identificables se incluyen algunas actitudes de los niños:

•           Falta de respuesta cuando se lo llama por su nombre (a partir del año de edad).

•           Poca demostración de interés (a partir de los 14 meses de edad).

•           Poco desarrollo de situaciones imaginarias para jugar (a partir de los 18 meses de edad).

•           Preferencia de la soledad y poco contacto visual con las personas.

•           Retraso en el desarrollo del habla y el lenguaje.

•           Falta de respuesta ante la demostración de los sentimientos de otras personas.

•           Irritabilidad frente a cambios mínimos.

•           Repetición de palabras o frases.

•           Movimientos incontrolados del cuerpo, sobre todo de las manos.

Día Mundial

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad, mediante la Resolución 62/139 del 18 de diciembre de 2007, al 2 de abril como el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para poner de relieve la necesidad de mejorar la calidad de vida de los niños y adultos autistas para que puedan tener una vida plena y digna.

Este año, a nivel global, las Naciones Unidas establecieron como tema: El autismo y la Agenda 2030: inclusión y neurodiversidad con el objetivo de afirmar que el autismo y otras formas de discapacidad son parte de la experiencia humana y contribuyen a la diversidad. De esta manera se propone trabajar de manera integral para alcanzar distintos objetivos, entre ellos garantizar una educación inclusiva, equitativa de calidad y que se promuevan oportunidades de aprendizaje permanente para todos; como así también el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.