Reabren un taller de orientación para familiares de chicos con discapacidades

septiembre 11, 2009

Después de la interrupción por la gripe A H1N1, se reanudaron los encuentros en el hospital Bouquet Roldán. El espacio fue creado hace tres años, para el intercambio de experiencias y asesoramiento multidisciplinario a parientes de niños con capacidades diferentes. Tras la interrupción por la pandemia de gripe A H1N1, el hospital Bouquet Roldán de la ciudad de Neuquén reanudó el taller de orientación para familiares de niños y adolescentes con discapacidades, que funciona en ese nosocomio desde hace tres años.

El taller fue creado para el intercambio de experiencias y asesoramiento multidisciplinario a padres de menores con discapacidades. Los objetivos son ayudar a los familiares en el desarrollo integral de estos niños y lograr la aceptación a partir de  sus capacidades, enriqueciendo los vínculos familiares y favoreciendo su independencia.

La coordinación del espacio está a cargo de  una licenciada en Terapia Ocupacional que depende del sector de rehabilitación de Niños, Camila Cajales, y dos licenciadas en Psicología dependientes del sector de Salud Mental, Gabriela Gazzola y Diana Ronis.

Las profesionales abordan la discapacidad en el taller desde distintos ámbitos, por lo que muchas veces cuentan con la colaboración de especialistas de otros sectores del hospital. También hay participaciones especiales en el espacio de  profesionales de la educación y organizaciones que asisten a personas con discapacidades.

Los temas que tratan en los encuentros son impacto y aceptación de la discapacidad en la familia, discapacidad, deficiencia y minusvalía según la Organización Mundial de la Salud, hábitos saludables, sexualidad, integración escolar, rehabilitación integral, espacios recreativos y aspectos legales y sociales, entre otros.

El taller funciona todos los jueves, cada 15 días, de 14.15 a 15.45, en el aula grande del hospital Bouquet Roldán. El próximo encuentro es el jueves 17 de septiembre. Por cualquier consulta, hay que comunicarse al teléfono (0299) 442-510, a los internos 122 ó 227.

Para participar de este espacio, no es necesaria la derivación de un médico. El taller está abierto a la comunidad y es exclusivo para familiares de niños y adolescentes con discapacidades.