Se aprobó la creación de un registro de personas violentas. Las mismas quedarán inhabilitadas para el ingreso laboral tanto en la administración pública provincial como municipal.

La Legislatura del Neuquén sancionó la Ley 3233, por la cual se crea el Registro Provincial de Violencia Familiar y de Género. El mismo funcionará bajo la órbita del ministerio de Ciudadanía, a través de la subsecretaría de Derechos Humanos.

Se trata de un registro que actuará sólo por orden judicial y será para personas condenadas o con sentencia firme por situaciones de violencia familiar y/o de género; o para aquellas personas que incumplan medidas cautelares.

“A través del mismo se generarán determinadas limitaciones para esas personas. Quienes estén inscriptos no podrán ocupar cargos provinciales o municipales, no podrán acceder a ciertas habilitaciones y licencias, ni ingresar a las fuerzas de seguridad, entre otras”, explicó el ministro de Ciudadanía, Ricardo Corradi Diez.

“Esta es una herramienta más que aportamos para combatir y erradicar la violencia de género y en el ámbito familiar. Es necesario promover este tipo de acciones porque contribuyen a desalentar conductas violentas y a la vez ayudan a visibilizar esta problemática”, manifestó.

Por su parte, la subsecretaria de Derechos Humanos, Alicia Comelli, expresó que «se trata de una iniciativa que trabajamos desde el año pasado y una herramienta en la lucha contra la violencia de género, que se suma a las medidas y políticas públicas que se desarrollan en todo el gobierno provincial para combatir este flagelo».

Asimismo, reiteró que «invitamos a las entidades crediticias y financieras, a solicitar el certificado de no inscripción del Registro, antes de dar un tipo de crédito a alguna persona».