Prueban sistema web de Gestión de Banco de Sangre

enero 17, 2012

El sistema creado en la subsecretaría de Salud se prueba en los hospitales Horacio Heller y Castro Rendón de esta ciudad. Se utiliza para conectar a los establecimientos públicos que realizan acciones vinculadas con la donación de sangre.

En los hospitales Horacio Heller y Castro Rendón de la ciudad de Neuquén se encuentra en etapa de prueba el sistema web creado desde la subsecretaría de Salud para conectar a los establecimientos públicos que realizan acciones vinculadas con la donación de sangre. La herramienta en prueba será fundamental para mejorar la calidad de los procedimientos.

El sistema permitirá crear un Registro Único de Donantes a nivel provincial y obtener el seguimiento de las unidades de sangre (bolsas). Además, será posible registrar distintos tipos de resultados.

La coordinadora del Banco de Sangre de la subsecretaría de Salud, Adriana García, dijo que “la idea es que se conecte con este soft de gestión, además de los hospitales Heller, Centenario y Castro Rendón, a los nosocomios de Chos Malal, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Zapala y Cutral Co”. Los últimos cinco establecimientos mencionados “no poseen banco de sangre, sino que son hospitales que brindan la disponibilidad de sangre desde los laboratorios”.

Sobre el sistema, García comentó que “está diseñado para conocer la trazabilidad de las unidades de sangre obtenidas de donantes voluntarios y de esta manera aumentar la calidad de los procesos vinculados a la hemoterapia y los bancos de sangre”. La trazabilidad es el seguimiento de cada unidad de sangre o componente, desde el donante hasta su destino final. Es decir, “que de un donante voluntario que ingresa a cualquiera de estos lugares, tenemos que saber y tener un registro de qué se hace con esa unidad de sangre: si se transfunde, si se envía a otro centro porque la necesitan o si se descarta”, explicó.

Por otro lado, la nueva herramienta permitirá crear un Registro Único de Donantes a nivel provincial. Así “se nos va a permitir optimizar recursos, porque vamos a conocer a los donantes de sangre habilitados y también a quienes, por alguna razón, no lo pueden hacer”, dijo la referente y agregó que esa información útil estará disponible para los efectores conectados al sistema, lo que “va a aumentar la calidad en los procesos”.

Sobre el período de prueba, la coordinadora indicó que desde “los hospitales Castro Rendón y Heller se está probando el sistema en terreno y se lo va mejorando con el aporte de los usuarios”, y destacó que el soft desarrollado por el área de Informática Sanitaria de la subsecretaría de Salud “se construyó con la participación de los actores que lo van a utilizar. Ahora se están realizando aportes a medida que lo van utilizando y reconociendo los detalles que necesitan ajustes”.

Esta etapa es fundamental y necesaria, y “hasta que no esté totalmente probado y ajustado, no se va a implementar en los otros hospitales” que conforman la red de banco de sangre, indicó.

Donar sangre en período vacacional

García manifestó que “necesitamos reforzar los bancos de sangre, sobre todo después de las fiestas, que es una época muy sensible, porque suelen haber muchos lesionados y las reservas de sangre suelen quedar descubiertas”.

En ese sentido se invita a la comunidad a acercarse a los hospitales a efectuar donaciones de sangre voluntariamente. “Es importante que la gente acuda a donar su sangre” y para facilitar a los donantes la posibilidad, “nos vamos a movilizar a los lugares de trabajo y queremos empezar con una campaña en el Centro Administrativo Ministerial (CAM), en el edificio de Salud”, sostuvo García.

Se está trabajando en la planificación de la actividad y se espera poder concretarla en unas semanas. “La idea es programar una campaña de extracción a donantes en el hall de entrada del edificio, y luego también pensamos movilizarnos a otros ministerios y a otras oficinas públicas”, dijo la coordinadora.

“Es una modalidad que se utiliza en todas partes del mundo, esto de ir a los lugares a donde está el donante y no esperar a que el donante venga”, señaló. Además, “en un mismo sitio, la gente puede donar, recibe un refrigerio y después puede seguir trabajando”, explicó.

Para donar hay que tener buen estado de salud; entre 18 y 65 años de edad; y pesar más de 50 Kg. Certificar la identidad con documentación confiable que posea fotografía (DNI, Cédula Federal y/o carné de conducir).

El personal de hemoterapia realiza un cuestionario (confeccionado según normas vigentes) y un chequeo médico general para conformar una breve historia clínica de la persona y evaluar si puede ser donante. Con la evaluación se pretende proteger y resguardar la salud de los pacientes y la del donante mismo.

En realizar la entrevista médica, la extracción y el refrigerio, se demora menos de una hora.