El gobernador Sapag presentó un proyecto de ley que declara en situación de riesgo al sistema comercial y suspende por dos años la radicación de establecimientos comerciales con múltiples puntos de venta, ferias transitorias o permanentes, cooperativa de comerciantes, paseos de compras no artesanales y formatos similares.

El Poder Ejecutivo presentó un proyecto de ley que declara en situación de riesgo al sistema comercial. A tal fin, dispone suspender por dos años (730 días corridos) la radicación, autorización, habilitación o permiso relativo para abrir o poner en funcionamiento nuevas modalidades de comercialización.

La suspensión abarca a establecimientos comerciales con múltiples puntos de venta, ferias -transitorias o permanentes-, cooperativas de comerciantes, paseos de compras no artesanales y formatos similares.

El anteproyecto aclara que durante el período que dure la declaración de riesgo, la Legislatura deberá sancionar una normativa que permita regularizar este tipo de emprendimientos comerciales a fin de garantizar la igualdad ante la ley; la protección ambiental; la trazabilidad de la mercadería e impositiva y el cumplimiento de obligaciones fiscales, laborales y previsionales, entre otros requisitos. El Poder Ejecutivo provincial podrá prorrogar por única vez los plazos previstos por la iniciativa.

Advierte en sus fundamentos que el objetivo es prevenir las consecuencias negativas en materia ambiental, social, cultural, comercial que podría posibilitar la instalación de dichos establecimientos comerciales. De igual modo, sustenta la decisión de suspender por dos años su radicación en la necesidad de fomentar prácticas comerciales ejercidas dentro del marco legal y que generen una competencia comercial en igualdad de condiciones.

El proyecto lleva el N° 9331 e ingresó por mesa de entradas ayer martes con la firma del gobernador Jorge Sapag.