Se trata de la generación de electricidad a partir de los recursos geotérmicos de Copahue. El proyecto obtuvo la carta de aprobación nacional dentro del denominado Mecanismo para un Desarrollo Limpio.

El proyecto de generación de electricidad a partir de los recursos geotérmicos de Copahue logró obtener la carta de aprobación nacional del proyecto, en el marco del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL). El proyecto geotérmico Copahue consiste en la construcción y puesta en marcha, mediante un contrato de concesión, de una central de generación de energía eléctrica de 30 megavatios.

La idea es aprovechar los vapores endógenos que se extraigan del yacimiento situado en la mina denominada Las Mellizas de Copahue, que se destinará al Mercado Eléctrico Mayorista de Argentina, mediante una línea de interconexión al sistema nacional de transporte de energía eléctrica.

La obtención de la carta de aprobación nacional ratifica que el proyecto contribuirá positivamente al desarrollo económico regional y social, y a mejorar el medio ambiente introduciendo energía renovable al sistema eléctrico nacional.

Dicha generación, por tratarse de una fuente limpia y no contaminante, permitirá evitar la emisión de aproximadamente 100.000 toneladas anuales de gases de efecto invernadero, tales como el CO2 (dióxido de carbono), y la obtención de certificados de reducción de emisiones por un valor de 1.300.000 dólares anuales a lo largo de 20 años.

Estos recursos podrán ser aplicados en otros proyectos que contribuyan a mitigar el cambio del clima, como es el caso del tratamiento de residuos sólidos urbanos y de biomasa.

El MDL es un acuerdo suscrito en el Protocolo de Kioto que permite a los países industrializados suscribir acuerdos para cumplir con metas de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) invirtiendo en proyectos de reducción de emisiones en países en vías de desarrollo como una alternativa para adquirir reducciones certificadas de emisiones (RCE) a menores costos que en sus mercados.

La secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación es la autoridad nacional designada por Argentina frente a la junta ejecutiva del MDL, dependiente de las Naciones Unidas para evaluar la contribución al desarrollo sustentable del país y velar por el cumplimiento legal de las actividades y porque el proyecto sea voluntario.

La obtención de la carta de aprobación nacional es un paso fundamental dentro del ciclo de un proyecto MDL hasta lograr su registro en las Naciones Unidas.