El acuerdo lo rubricó hoy el gobernador Omar Gutiérrez junto con el rector Gustavo Crisafulli. En el acto, el mandatario sostuvo que desde el gobierno “estamos convencidos que la educación es el puente y el camino para ganar libertad, independencia y autonomía”.

El gobernador Omar Gutiérrez firmó hoy un convenio con el rector de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), Gustavo Crisafulli, para implementar la carrera de Tecnicatura Universitaria en Interpretación de Lengua de Señas Argentino-Español, a partir del ciclo lectivo 2019 y con cuatro años de duración.

El financiamiento inicial que la provincia brindará para esta primera etapa será de cuatro millones de pesos para el primer año, extendida en los próximos cuatro años y totalizando casi 20 millones de pesos de aportes del Estado neuquino.

La nueva carrera resulta única en el país y fue desarrollada por personal dependiente de la UNCo para satisfacer una demanda regional. El convenio materializa el acompañamiento del gobierno de la provincia hacia la universidad pública, y responde a un anhelo de muchos años de la facultad de Humanidades. Además, por primera vez la región patagónica tendrá disponible como oferta académica un profesorado de estas características, con una duración de cuatro años. Hasta la fecha ya se cuenta con una preinscripción que supera los 500 inscriptos, esperándose duplicar esa matrícula.

«Estamos consustanciados con su ejemplo de vida y por ello, debemos encontrar la manera de volcar esta tecnicatura al sistema educativo provincial”, comentó el gobernador.

En su alocución, el gobernador ponderó “el sentido social y de ampliación de derechos de la ciudadanía que tiene este convenio” y aseveró que se trata de “un nuevo paso para derribar barreras”.

“Estamos convencidos de que la educación es el puente y el camino para ganar, en el conocimiento, libertad, independencia y autonomía”, dijo y afirmó que “si los neuquinos y rionegrinos no tuviéramos la Universidad Nacional del Comahue, no podríamos concretar este gran acuerdo, basado en la igualdad y la justicia de derechos”.

Gutiérrez indicó que se estima que habrá mil inscriptos para el primer año de la nueva carrera y aseguró que “para el gobierno es un gran envión anímico contar con el acompañamiento y la tarea conjunta de la Universidad y de las asociaciones que reúnen a personas sordas e hipoacúsicas. Estamos consustanciados con su ejemplo de vida y por ello, debemos encontrar la manera de volcar esta tecnicatura al sistema educativo provincial para que, desde la primera infancia, todos aprendamos a estar integrados”.

Reiteró que “para este gobierno la Universidad forma parte de las políticas públicas sustentables, estratégicas y estructurales”, porque “forma parte de la posibilidad -de manera libre y gratuita- de la accesibilidad al último tramo del trayecto educativo superior”.

“La vamos a seguir defendiendo y fortaleciendo a través de este tipo de convenios, pero también con todo aquello que esté a nuestro alcance para que la UNCo brille, crezca y se desarrolle”, aseveró el mandatario provincial.

Se firmó el convenio para implementar la carrera de Tecnicatura Universitaria en Interpretación de Lengua de Señas Argentino-Español, a partir del ciclo lectivo 2019 y con cuatro años de duración.

“Los problemas de la Universidad no empiezan y terminan en ella. Son una responsabilidad de todos porque ella está inmersa en la realidad y en la vida de Neuquén y de Río Negro”, expresó y agregó que “tomamos la decisión de realizar un aporte económico de 50 millones de pesos incluidos en el presupuesto provincial para el año que viene, con previsibilidad y planificación, para que en 2019 la universidad cuente con todas estas herramientas firmadas y acordadas para ser instrumentadas inmediatamente”.

Finalmente, Gutiérrez asumió el compromiso de “conversar y deliberar en el ámbito del Consejo Provincial de Educación para que el lenguaje de señas sea incorporado en todos los niveles del trayecto educativo, tal cual se está ya ejecutando en el nivel inicial y en algunos establecimientos de la provincia”.

Este acuerdo se integra con un trabajo que alcanzará a todos los organismos con territorialidad en la provincia, puesto que dicho documento implica que el Banco Provincia del Neuquén (BPN), los Registros Civiles, el Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN), el Sistema Público de Salud y el ministerio de Educación -junto con el Consejo Provincial de Educación-, integrarán a sus equipos técnicos para dar una cobertura amplia en toda la provincia; y a la ampliación de derechos que implica la accesibilidad en materia de interpretación de lengua de señas argentina-español.

Crisafulli rescató el acuerdo Provincia-Universidad porque “se trata de un proyecto en el que se viene trabajando desde hace muchos años y se cristaliza hoy, gracias a la decisión política del gobernador Omar Gutiérrez de contribuir al sostenimiento de una nueva carrera de la UNCo”.

“Esta no es una carrera más”, indicó el rector y añadió que “esta tecnicatura representa una restauración de derechos a una parte importante de la comunidad de ciudadanos y ciudadanas del país, que requiere del desarrollo de la comunicación de otro modo. Significa abrir las puertas definitivamente a la igualdad de oportunidades y de derechos”.

“Esta es una función esencial de la Universidad y de las políticas públicas de los gobiernos. Lamentablemente el Estado nacional no nos ayudó en esta coyuntura, pero el gobierno de la provincia del Neuquén –con una clara política de ampliación e inclusión de derechos– hizo esta contribución importantísima para la educación de los ciudadanos, que son los que nos sostienen –en definitiva– con su esfuerzo cotidiano”, manifestó Crisafulli.

El secretario del Consejo Superior de la UNCo, Atilio Sguazzini, detalló que “la extensión de la tecnicatura es de cuatro años. En esta primera etapa ya tiene 500 inscriptos, pero como esta iniciativa tuvo una repercusión nacional porque se trata de una carrera única en todo el país, esperamos que se llegue rápidamente a los mil aspirantes”.

Agradeció “profundamente al gobierno de la provincia por la decisión de acompañar esta nueva carrera, ya que la universidad intentó conseguir financiamiento con Nación pero no lo logró. Por lo tanto, si no fuera por el Estado neuquino este desafío no podría implementarse ni mucho menos recibir a interesados de toda la Argentina como seguramente ocurrirá”.

La ceremonia se desarrolló esta mañana en el Salón de Acuerdos de la Casa de Gobierno y asistieron, además, la decana de la facultad de Humanidades, María Beatriz Gentile; los ministros de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli; de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz y de Trabajo, Desarrollo Social y Seguridad, Mariano Gaido. También estuvo el presidente del BPN, Marcos Koopmann; miembros de la comunidad universitaria, equipo de la subsecretaría de Discapacidad provincial y demás autoridades.

El financiamiento inicial que la provincia brindará para esta primera etapa será de cuatro millones de pesos para el primer año, extendida en los próximos cuatro años y totalizando casi 20 millones de pesos de aportes del Estado neuquino.