Provincia y municipio trabajan en conjunto para mejorar el servicio de agua potable

enero 8, 2010

Durante la conferencia de prensa que se realizó este viernes en Casa de Gobierno, se informó que está en vigencia el comité de Emergencia Hídrica que trabajó el verano pasado. Además, se busca concientizar a la población sobre la importancia de realizar un correcto uso del agua.

La vicegobernadora Ana Pechen -a cargo del Ejecutivo provincial- junto al presidente del Concejo Deliberante Néstor Burgos -a cargo del municipal- realizaron este viernes por la mañana una conferencia de prensa en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, con el objetivo de informar acerca del trabajo conjunto que desarrollan la provincia y el municipio de Neuquén para ofrecer el servicio de agua potable a la población durante la presente temporada estival.

La vicegobernadora indicó que esta reunión “tiene por objeto transmitirle a la sociedad la tranquilidad de que la provincia y el gobierno municipal están trabajando de manera articulada y fuertemente, para solucionar los problemas contingentes del agua, que hay en nuestra ciudad de Neuquén”.
 
Aseguró a la llegada del verano, se suman muchas veces hechos fortuitos, como puede ser una rotura que impide el suministro de agua, por lo que “se generan en algunos sectores de la población, sobre todo en los más carenciados, algunos problemas”. Por esto, aclaró que se trabaja en la solución de todos los inconvenientes de agua y de saneamiento y destacó la inversión de más de 320 millones de pesos que la provincia realiza en la obra del acueducto Mari Menuco, “que en pocos meses más estará en funcionamiento”, dijo.

Además, recordó que a lo largo de los años 2008 y 2009 se invirtieron “más de 31 millones de pesos para poder mejorar el suministro de agua a la población y más de 12 o 13 millones en refacciones, repuestos, bombas, para que el suministro de agua sea el mejor que podamos brindar con estas condiciones que hoy tenemos”, dado que “sin dudas, cuando esté terminado Mari Menuco van a mejorar”.

Destacó que la tarea en las actuales condiciones implica un esfuerzo grande, para resolver los problemas de aquellos que manifiestan un déficit en la provisión de agua lo que motiva las tareas conjuntas de la provincia y el municipio para “llegar con el agua, con camiones, a los distintos sectores de la comunidad, con bidones en algunos casos, llegando a algunos lugares absolutamente difíciles”, dijo.

Indicó que “hay un número de tomas importante que no tienen disponibilidad de acumular agua, por lo que el suministro es prácticamente cotidiano y requiere un esfuerzo mayúsculo”. Por esto, aseguró que es necesario concientizar a la sociedad acerca de que “el agua es un bien preciado, y que todo aquel mal uso o excesivo uso que se produzca en la población repercute sin dudas en aquellos que menos tienen”.

Consideró que es necesario trabajar fuertemente para concientizar acerca del uso racional del agua. “Esa es una tarea que nos compete a todos: los funcionarios, los medios de comunicación, las escuelas, porque sin duda el futuro nos depara una demanda de agua muy grande”, dijo y añadió que si bien vivimos en un lugar privilegiado en relación con la provisión de agua, “con el aumento de la población, este es un tema que se torna complicado”.

Durante la conferencia se informó que está nuevamente en vigencia el comité de Emergencia Hídrica que trabajó el verano pasado, integrado por representantes de provincia y municipio para ofrecer las soluciones que se requieran en cada momento.

Por su parte, el concejal Burgos indicó que debido a la actual capacidad de provisión de agua que existe por parte del EPAS, en la época estival se generan algunos problemas de cantidad de agua para el suministro, principalmente en la ciudad de Neuquén que concentra a casi el 50 por ciento de la población de la provincia.

Ante esta situación, destacó que en los últimos años se tomaron acciones en conjunto y es por ello que desde la municipalidad se pusieron en servicio camiones que llevan agua potable a lugares en los que se asumió la responsabilidad de llevar el agua. Por otra parte, aseguró que en lugares en los que no se cuenta con almacenamiento de agua, se necesitará del aporte provincial para que se puedan instalar tanques. “Las acciones son en conjunto y estamos tratando de llevar adelante soluciones para mitigar este momento”, subrayó.

Desde el área de Planificación y Servicios Públicos se especificó que desde el inicio de la temporada estival se registraron la rotura de un acueducto, luego se produjo la salida de servicio de una bomba en el sistema Leguizamón, hubo además algunos cortes de luz el pasado martes que afectaron el bombeo y la presión del servicio. También desde el domingo y hasta el miércoles, hubo problemas en la descarga del tanque del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), por lo que se están analizando las causas. Anoche, por otra parte, hubo una rotura del acueducto del Parque Industrial Neuquén, sobre la que se comenzó a trabajar de inmediato.

Nelson Damiani, titular del EPAS, destacó que el principal inconveniente que se produce en el verano es el riego, dado que el Ente produce el triple de agua necesaria para consumo y el 50 por ciento se utiliza para riego y que otro gran problema, son las piletas de lona que generan mucho consumo de agua.

En relación con el sistema, especificó que “si no se vuelve a romper ningún acueducto y si no hay cortes de energía, vamos a lograr una estabilidad en los próximos días”.
Estuvieron presentes, además, el concejal Darío Martínez, a cargo de la presidencia del Deliberante; la ministra de Hacienda y Obras Públicas, Esther Ruiz; el subsecretario de Planificación y Servicios Públicos, Gustavo Nagel; el presidente del EPAS, Nelson Damiani; y el secretario de Gobierno municipal, Raúl Dobrusín.