Las iniciativas subvencionadas representan una inversión estimada en 3.388.000 pesos, de los cuales el 70 por ciento corresponderá a aportes no reembolsables ofrecidos mediante la Línea de Proyectos Federales de Innovación Productiva (PFIP). “Estos acuerdos son un ejemplo –dijo Gutiérrez- de los resultados que se obtienen al trabajar en equipo y al poner de manifiesto la accesibilidad y el desarrollo al conocimiento”.

El gobernador Omar Gutiérrez firmó hoy los convenios de subvención de dos proyectos innovadores con el subsecretario de Federalización de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINYT), Tomás Ameigeiras y la vicerrectora de la Universidad Nacional del Comahue, Adriana Caballero.

La documentación se suscribió esta mañana en la Casa de Gobierno y estuvieron presentes, además, el ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi y el secretario del COPADE, Sebastián González.

Los convenios de subvención corresponden a dos proyectos innovadores que fueron priorizados por el gobierno provincial y accedieron al financiamiento del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (Cofecyt).

Los convenios de subvención corresponden a dos proyectos innovadores que fueron priorizados por el gobierno provincial, a través de la secretaría del COPADE, y accedieron al financiamiento del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (Cofecyt). En total, representan una inversión estimada en 3.388.000 pesos, de los cuales el 70 por ciento corresponderá a aportes no reembolsables ofrecidos mediante la Línea de Proyectos Federales de Innovación Productiva (PFIP).

Uno de ellos se refiere al Empleo de levaduras autóctonas para el control biológico de enfermedades en post cosecha para producción orgánica de peras; y el otro corresponde a la Innovación en los procesos productivos de las unidades demostrativas productivas de agroalimentos.

El gobernador Omar Gutiérrez agradeció y felicitó “el trabajo en equipo del CONICET, del gobierno nacional, del ministerio de Ciencia y Tecnología, de nuestra querida Universidad Nacional del Comahue, del Centro PyME, del COPADE y por supuesto del sector privado, que aquí está representado con estos dos proyectos muy importantes para generar el desarrollo de los micro emprendimientos, de la producción primaria”.

“Estos acuerdos son un ejemplo –dijo Gutiérrez- de los resultados que se obtienen al trabajar en equipo y al poner de manifiesto la accesibilidad y el desarrollo al conocimiento; poniéndole actitud, constancia, las distintas capacidades y talentos, para avanzar y progresar en el desarrollo económico y social, con equilibrio territorial”.

Coincidió con el subsecretario Ameigeiras que “Neuquén tiene el mejor equipo de planificadores y diseñadores de los mejores proyectos. Y esto es así porque en la provincia estamos convencidos que cuando tenemos recursos naturales, la palabra que nos convoca es el desarrollo”.

“Cuando trabajamos en equipo y articulamos estas mesas, sin lugar a dudas que todos se sienten representados, porque se trata de un trabajo interinstitucional en el cual cada sector aporta su grano de arena, para transitar todos juntos el camino de la justicia social, generando progreso y desarrollo”, expresó.

El subsecretario de Federalización de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, Tomás Ameigeiras, felicitó “a todo el equipo de trabajo del área de Producción y del COPADE” porque “la tarea que llevan adelante los equipos de ciencia y tecnología de Neuquén, es una de las más destacables del país, por el nivel de formulación de los proyectos”.

Agregó que el trabajo de Neuquén se destaca a su vez “por haber entendido que la ciencia y la tecnología de la mano de equipos del CONICET, de la Universidad Nacional del Comahue, del gobierno de la provincia del Neuquén y del gobierno nacional, se convierte en un trabajo en equipo, de forma articulada y conjunta para poder mejorar la calidad de vida de los neuquinos y de todos los argentinos”.

Destacó el funcionario de Nación “lo fundamental que resulta el trabajar con las necesidades concretas de los emprendedores y de las economías familiares, para dar un salto e incorporar tecnología en su actividad; también por trabajar y destacar que, cuando nos acercamos al sector productivo- podemos acompañar a las empresas que están exportando e incorporando más tecnología porque comienzan a trabajar con el sector científico-tecnológico; y es allí donde tenemos que estar presente y de manera conjunta el estado tanto a nivel municipio, provincia y nación, para poder mejorar la calidad de vida de todos”.

Adriana Caballero, vicerrectora de la UNCo, sostuvo que para “nuestra casa es una enorme satisfacción poder estar hoy acá y ser parte de estos convenios entre nación, provincia y los productores”.

Indicó que “la generación del conocimiento científico es la actividad distintiva de la UNCo. y la consecuencia inmediata que tiene esa generación -en función de promover el bienestar general de la nación y de la ciudadanía- es transferir esos conocimientos concretamente al sector productivo y así promover el desarrollo social de una región geopolítica tan importante como lo es la Norpatagonia, en particular la provincia del Neuquén”.

Acerca de los proyectos

Llevar a cabo el empleo de levaduras autóctonas para el control biológico de enfermedades en post cosecha para producción orgánica de peras requiere una inversión de 2 millones de pesos, de los cuales 1.400.000 pesos serán aportes no reembolsables otorgados por el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y los 600 mil pesos restantes estarán a cargo de la contraparte.

La contraparte está conformada por el Laboratorio de Biotecnología y Microbiología de levaduras que funciona bajo la órbita del PROBIEN –instituto de doble dependencia de la Universidad Nacional del Comahue y el CONICET, asentado en Neuquén- y la empresa La Deliciosa S.A. Esta última será, además, beneficiaria del proyecto.

El objetivo general es aplicar levaduras autóctonas como agentes de control biológico para evitar enfermedades post-cosecha en la conservación de peras orgánicas como alternativa al control químico.

Entre los destinatarios figuran: establecimientos frigoríficos y galpones de empaque de la región del Alto Valle del Río Negro y Neuquén; empresas productoras de agroinsumos; productores asociados en la Cámara de Productores de Centenario (PACVA), Cámara de Productores del Limay, Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), Consejo de Ingeniería Agronómica y Cámara Argentina de Biotecnología.

El segundo proyecto, denominado Innovación en los procesos productivos de las unidades demostrativas productivas de agroalimentos, representa una inversión total de 1.388.000 pesos; 967.000 de los cuales corresponden al aporte del ministerio nacional y los 421.000 pesos restantes, a la contraparte.

En este caso, la contraparte es el Consejo Provincial de Educación de Neuquén ya que el beneficiario directo del proyecto es el Centro de Formación Profesional Agropecuaria N°2 que está ubicado en San Patricio del Chañar.

Mediante esta iniciativa se pretende innovar en procesos productivos para la generación de productos agroalimentarios de calidad artesanal (elaboración de bebidas, productos hortícolas y de granja, conservación de frutas y verduras, elaboración de bebidas fermentadas) y en nuevas competencias profesionales a través de la tecnificación de las unidades demostrativas productivas que están instaladas en el CFPA N°2 y la transferencia de conocimientos.

Este proyecto tiene como destinatarios a trabajadores del sector de la producción de agroalimentos y bebidas fermentadas de la región, productores familiares, feriantes y elaboradores de productos artesanales que actualmente elaboran y comercializan su producto de manera independiente. Así como también visitantes y turistas que llegan habitualmente a San Patricio del Chañar para recorrer el Circuito de Interpretación en la Producción de Agroalimentos y la Feria De la Tierra a tu mesa, que es atendida por feriantes y emprendedores del CFPA N° 2.

Líneas de financiamiento

Anualmente el COFECYT abre líneas de financiamiento para proyectos innovadores vinculados a los sectores turístico y productivo, así como al fortalecimiento de las competencias de los gobiernos locales. Asigna para ello un cupo de dinero a cada provincia en concepto de Aportes No Reembolsables, al que sólo se puede acceder contra presentación de proyectos.

La Secretaría del COPADE, como autoridad de aplicación en materia de ciencia y tecnología, es la encargada de gestionar dichos fondos, priorizar y avalar los proyectos presentados. Esto tiene un gran impacto territorial, dado que durante 2016 y 2017 se han gestionado cerca de 80 millones de pesos en más de 35 proyectos.

El último paso es el que hoy se concretó con la firma del gobernador Gutiérrez previo al desembolso de los fondos es la firma del Convenio de Subvención.

El gobernador Omar Gutiérrez firmó hoy los convenios de subvención de dos proyectos innovadores.