Actores de la comunidad educativa reflexionaron y compartieron sus ideas sobre la nueva normalidad y cómo imaginan el regreso a clases.

Desde el ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud se abrió la convocatoria para reflexionar sobre la vuelta a la escuela una vez que finalice la pandemia.

La ministra Sofía Sanucci Giménez expresó que “pensar la nueva normalidad nos invita a imaginar cómo será el regreso a la escuela. Pensar a los niños, las niñas y los adolescentes como reales sujetos políticos que se piensan desde sus realidades y como únicos protagonistas con voz propia, nos invitó en este contexto de pandemia a ver qué piensan y qué proponen”.

En este sentido, en junio los Consejos de Niños y Niñas se reunieron de forma virtual con la ministra de Educación, Cristina Storioni, la ministra de Niñez, Adolescencia y Juventud, Sofia Sanucci Giménez y la subsecretaria de Niñez y Adolescencia, Miriam Diaz, para reflexionar sobre el regreso a la escuela. Los niños y niñas hicieron propuestas y compartieron sus inquietudes.

Para el regreso a la escuela se propuso: que se les tome la temperatura a todas y todos y que no falte el barbijo; que las aulas estén adaptadas con distanciamiento y en cada banco se debe sentar solo un alumno, no dos; que no se pueda hacer trabajos en grupo; que el recreo no falte pero que para que no se toquen se podría dividir el patio por grado y proponen juegos  como fútbol con pases, soga individual y dígalo con mímica. Otras ideas fueron: algunos podrían estar en aula virtual y otros en aula normal, usar un protector de plástico para educación física, lavarse las manos antes y después de salir del aula y ponerse alcohol en gel al volver del recreo.

Por otro lado, los y las adolescentes también reflexionaron respecto al camino a seguir para llegar a la escuela, acuerdan que es importante evaluar pero no con una evaluación sino con un trabajo práctico o algo similar para ver qué aprendizaje tiene cada uno y cada una, sin nota y a carpeta abierta ya que haber tenido tarea no es sinónimo de haber aprendido porque quizás hay cosas que no trabajaron bien o que no entendieron y por vergüenza no pudieron preguntar por zoom al estar todos y todas a través de una pantalla.

“Pensar una escuela que parte de aquello desconocido, que es el Coronavirus, como lugar no solo de enseñanza sino también de re-encuentro, que aloja a ese niño, niña o adolescente luego de haber transcurrido un aislamiento social preventivo, nuevo para muchos, conocido para otros. Ese es el mayor desafío y en el que trabaja diariamente el ministerio de Educación y todas aquellas carteras ministeriales que trabajamos en pos de ciudadanías inclusivas y justas. Esta pandemia también nos enseñó y nos hizo ganar muchas cosas: compartir, encontrarse, dialogar. Como dijo una niña que participó del encuentro ‘estar cerca, estando lejos’ «, concluyó la ministra Sanucci Giménez.

La participación ciudadana, como eje central de esta gestión de gobierno vuelve a demostrar que las construcciones en el diseño de las políticas públicas deben ser colectivas, que la ciudadanía, tenga la edad que tenga, se convierte en asesores para pensar el cómo, el dónde y el cuándo.

Desde el ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud, junto al ministerio de Educación, se piensa en niños, niñas y adolescentes que expresen sentires, que cuenten qué descubrieron, qué aprendieron; no solo desde la currícula escolar, sino también del deseo, de la vocación y de las habilidades que incorporaron.

El gobierno de la provincia del Neuquén es Provincia coordinadora de la Red Argentina de Ciudades de Niñas y Niños que creó el Pedagogo Italiano Francesco Tonucci, el Gobernador adhiere como Provincia a éste proyecto internacional en el 2018. Lo que compromete y obliga a pensar esa etapa de la vida desde el juego, desde la participación ciudadana y desde el derecho a ser escuchado/a en todos sus aspectos.