A partir de hoy comienza la Semana Mundial del Parto Respetado, que recomienda que la madre sea el centro de la toma decisiones a la hora del parto y que los médicos intervengan sólo si existen complicaciones.

El ministerio de Salud informó que desde hoy y hasta el 20 de mayo se celebra la Semana Mundial del Parto Respetado. Este año el lema elegido es “Menos intervenciones, más cuidado”.

El término parto respetado hace referencia a una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto a los derechos de madres, padres, niños y niñas en el momento del nacimiento, es decir una atención en consonancia con las necesidades y deseos de la familia que va a dar a luz.

La Ley de Parto Humanizado N° 25929 y su reglamentación (decreto 2035/2015) promueven que se respete a la familia en sus particularidades -raza, religión, nacionalidad- y que se la acompañe en la toma de decisiones seguras e informadas. Además, la provincia del Neuquén también cuenta con la Ley N° 2499 de acompañamiento durante el parto.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la creciente medicalización de los nacimientos está dañando la capacidad de las mujeres para dar a luz. El parto debe ser tratado como un proceso natural, con la madre en el centro de la toma de decisiones y sólo debe intervenirse cuando hay complicaciones.

Recientemente la OMS ha emitido 56 nuevas recomendaciones para reducir las intervenciones médicas innecesarias. Entre ellas se encuentra permitir que las mujeres resuelvan sobre los métodos para aliviar el dolor, lo que implica decidir si quieren o rechazan el uso de la epidural y, si la desean, en qué momento; que la mujer decida las posiciones para dar a luz y cuándo pujar durante el parto.

Además de poder elegir al acompañante durante el alumbramiento; asegurar un cuidado respetuoso y una buena comunicación entre la mujer y el equipo médico; respetar la privacidad y confidencialidad; informar a las madres que no hay una duración estándar establecida de la primera fase del parto, ya que esta puede variar de mujer a mujer.

También se recomienda no realizar episiotomías a menos que sea realmente necesario, realizar corte tardío del cordón umbilical y practicar el contacto piel con piel durante la primera hora después del parto para prevenir hipotermia y ayudar a iniciar la lactancia.

Desde el departamento de Maternidad e Infancia del ministerio de Salud se promueve la atención hospitalaria del parto respetado, adhiriendo al modelo de Maternidad Centrada en la Familia y ofreciendo una asistencia multidisciplinar a la mujer, al recién nacido y a la familia en el parto y el nacimiento. De esta manera se cumple con requisitos funcionales, estructurales y organizativos para garantizar a las personas las condiciones adecuadas de calidad y eficiencia.

La Semana Mundial del Parto Respetado es una iniciativa lanzada por la red europea ENCA (European Network of Childbirth Associations), que anualmente llama la atención sobre diversos aspectos que inciden en un parto y por la Red Latinoamericana y del Caribe para la Humanización del Parto y el Nacimiento (Relacahupan).