Promueven la construcción de casas de madera en Neuquén

abril 13, 2009

Desde la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) impulsan una mejor utilización del pino ponderosa, una de las especies más frecuentes en la zona, para la fabricación de casas. Por este motivo, personal de la Sagpya se trasladó a Manzano Amargo para analizar el nivel de desarrollo alcanzado.

Casas de madera

La Corporación Forestal Neuquina (Corfone) -dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial- impulsa una mejor utilización del pino ponderosa, una de las especies más frecuentes en la zona, para la fabricación de casas agregando mayor valor a la madera. Por este motivo, personal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación (Sagpya) se trasladó al lugar para observar y analizar el nivel de desarrollo alcanzado y al mismo tiempo explorar la posibilidad de promocionar el sistema de construcción empleado.

La iniciativa cuenta con el apoyo del municipio de Manzano Amargo que facilita terrenos para implantar las casas; Corfone, que provee madera en forma sistemática a precios convenientes y con garantía de calidad; y el Instituto Provincial de la Vivienda (IPVU) que propone financiar la construcción de unas primeras 20 casas con fondos de la provincia. Asimismo, se evalúa la posibilidad de incluir estas construcciones dentro de los planes que financia el Plan Federal de Viviendas. 

Desde la Sagpya destacaron que el sistema constructivo empleado es una experiencia que despierta especial interés por dos razones: por un lado permite un uso racional e intensivo de madera joven, como es el caso de la ponderosa, y por el otro muestra los beneficios de construir con madera sólida.

En un comunicado de prensa señalaron como beneficios el buen comportamiento termohidrófugo, la aislación acústica, la resistencia ante el fuego y especialmente, el cuidado del medio ambiente.

Las arquitectas Alicia Martin y Marta Stolkiner, de la Sagpya, analizaron en forma detallada el sistema constructivo empleado y propusieron mejoras en algunos puntos clave, relacionados con la habitabilidad y la seguridad. Son pequeñas modificaciones que favorecerían una mejora en la calidad -que de por sí es buena- y permitirían encuadrar las construcciones dentro de las exigencias de las “Directrices para la Construcción con Madera”.

Las casas se montan sobre una platea de hormigón y los techos son de chapa con una estructura interna y aislaciones termohidrófugas, comunes a otros sistemas constructivos en madera. Las zonas donde la madera puede correr riesgos (ducha, hogar a leña) se protegen con un revestimiento de piedra laja simplemente “pegado” al revestimiento maderero.

Reuniones de trabajo

El subsecretario de Desarrollo Económico, Javier Van Houtte, se reunió en Corfone con las arquitectas Martin y Stolkiner, y el ingeniero Alfredo Colloca, gerente Industrial. En la oportunidad analizaron la eventual incidencia de la construcción en el uso de pino ponderosa: Con 30 casas de madera maciza mensuales se lograría introducir al mercado gran parte de la producción actual y con valor agregado.

También las autoridades nacionales tomaron conocimiento de otras actividades que promueve el organismo provincial como la construcción de contenedores para fruta hechos con ponderosa y la producción de briquetas y pellets.

Los miembros de la Sagpya también se reunieron con el vicepresidente, Marcelo Sampablo y la arquitecta Silvina Villarino del IPVU. Durante el encuentro evaluaron la factibilidad de incluir las construcciones visitadas dentro de los cupos del Plan Federal de Viviendas.

Finalmente, desde el organismo nacional se señaló que queda por evaluar con qué capacidad productiva se dispone para poder cumplir con eficiencia las metas que se propongan. Asimismo, ofrecieron la colaboración para gestionar, evaluar calidad y controlar los procesos constructivos y productivos de las construcciones madereras tal como se viene haciendo con otras provincias y con constructores madereros en general.