A través de un convenio firmado hoy, el gobierno de la provincia transferirá a la municipalidad de Neuquén 660 mil pesos. La aplicación del programa alcanza a 2500 beneficiarios y se extenderá por 4 meses.

El ministro de Desarrollo Social, Alfredo Rodríguez, firmó hoy con el intendente de la ciudad de Neuquén, Horacio Quiroga, un nuevo convenio para la extensión de la tarjeta “Comer en Casa”, a cargo del municipio, por el período enero a abril del 2014. A través de la rúbrica del acuerdo, el gobierno provincial transferirá a la municipalidad de Neuquén más de 660 mil pesos para la implementación del programa destinado a garantizar la seguridad alimentaria.

El ministro Rodríguez explicó que “a través de un convenio firmado a fines del año 2013 entre el ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la cartera provincial, la prestación del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria se extendió por un periodo de 4 meses y con un alcance de 17.200 titulares de derecho de toda la provincia”.

“Para tal fin, se prevé dar continuidad a la modalidad de aporte solidario y federal de los gobiernos municipales (a excepción de las comisiones de fomento), que comprende una contribución de treinta pesos por cada tarjeta titular de derecho”, agregó.

En el caso de la tarjeta “Comer en Casa”, a cargo de la municipalidad de Neuquén, se prevé que la contraparte sea un aporte exclusivamente municipal en función a los acuerdos previamente establecidos.

Por su parte, el intendente de la ciudad de Neuquén agradeció al ministro Rodríguez “por la buena predisposición, que permite siempre trabajar coordinadamente y concretar acciones que benefician a todos los neuquinos”.

Este convenio permite con los acuerdos previos que se mantuvieron oportunamente entre el ministerio de Desarrollo Social con autoridades de la municipalidad de Neuquén, a efectos de efectivizar y maximizar los resultados de la implementación del plan, mediante la tarjeta alimentaria Comer en Casa”.

El Plan Provincial de Seguridad Alimentaria tiene como objetivo garantizar a las familias en situación de vulnerabilidad social, el acceso a una alimentación adecuada a través de la provisión de tarjetas alimentarias que propicien la adquisición de alimentos secos y frescos en comercios adheridos en el ámbito de toda la provincia.