Productores extranjeros destacaron calidad de la producción regional

enero 20, 2012

Acompañados por técnicos del Copade y empresarios locales, 80 productores de diversos países concretaron esta semana una extensa recorrida por establecimientos frutícolas de Neuquén y Río Negro. Vieron cómo se manejan montes de alta densidad de variedades de peras y manzanas, y soluciones ingeniosas para contrarrestar los efectos de la ceniza.

El ingenio de los chacareros del norte de la patagonia que buscan soluciones para los problemas que se les presentan cotidianamente llamó la atención del grupo de ochenta productores de diversos países que visitaron esta semana la región. En compañía de empresarios locales y técnicos de la subsecretaría de Planificación y Acción para el Desarrollo – Copade, concretaron un extenso recorrido por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y varios montes frutales del Alto Valle de Neuquén y Río Negro y del Valle Medio.

Tras su paso por instalaciones del INTA y de distintas empresas frutícolas, destacaron la calidad de la pera Williams que se cosecha en estos momentos, la cultura que subyace a cada una de las actividades en las chacras y el lavado que se hace de la fruta en los bines para limpiarle la ceniza y evitar que se dañe la piel. “Son ideas simples pero efectivas que buscan dar respuesta a los desafíos que se nos presentan cada año a los productores”, dijeron.

Liderando el grupo viajó Terence Robinson, quien integra la comisión de la conferencia anual que organizó la “International Fruit Tree Asociation” (IFTA) en Santiago de Chile y que tiene una instancia posterior de visita a distintas áreas productivas, no sólo de Chile y Argentina, sino también de Brasil. La IFTA tuvo su origen en Estados Unidos y cuenta con más de 800 miembros de 26 países. Todos los años organiza una conferencia y cada cuatro años la planifica afuera de Norteamérica. Así fue como concretó del 8 al 11 de enero su 55º encuentro en la capital chilena. “Esta es la primera vez que llegamos con nuestra conferencia educativa a Sudamérica y la verdad es que estamos muy impresionados”, indicó Robinson.

El grupo que Terence Robinson lidera está conformado por productores de alto nivel de Estados Unidos, Canadá, México, China, Israel, Omán y algunos países de Europa. “Seleccionamos huertos (chacras) muy avanzados, para poder observar y compartir información. Estamos muy impresionados y nos interesa mucho ver cómo se trata el fruto en un lugar donde hay tanta radiación solar y las plantas están sometidas a bastante estrés. Nos llamó la atención la calidad de la fruta. Como llegamos justo para la cosecha de la pera Williams, tuvimos oportunidad de ver las cosas que hacen para lavarla intentando que no se dañe la piel por el roce y la pequeña capa de ceniza que presenta”, informó.

Además de ser integrante de la IFTA, Robinson es profesor en la Universidad de Cornell (Estados Unidos) y forma parte de una investigación en porta injertos de manzana que están siendo evaluados actualmente en la Patagonia norte por el INTA. “Es algo nuevo. Es muy poco el material con que cuentan pero ya están haciendo un ensayo aquí. Fue muy interesante para mí ver esto, y estoy muy agradecido con la gente del INTA”, expresó.

Marcos Mares, uno de los organizadores del tour por la región, explicó que la visita se inició en la estación experimental del INTA Alto Valle, adonde compartieron con investigadores de renombre internacional como Enrique Sánchez y con extensionistas del instituto.

Algo que en particular les interesó –según dijo Mares- es ver cómo la ceniza afectó la polinización y se depositó en la fruta. “Pero sobre todo, ellos destacaron las soluciones que se buscan en la chacra, cómo cada año la producción nos presenta desafíos y uno busca la forma de superarlos” dijo y comentó que “en general se han manifestado sorprendidos por el nivel tecnológico que tenemos en la región y han destacado la calidad de la fruta que se obtiene”.

Por su parte, la ingeniera agrónoma Molly Thurstol, que es canadiense y tiene un huerto orgánico de peras en su país, coincidió con sus compañeros de grupo sobre la calidad de la fruta y agregó que “hemos visto injertos distintos a los que nosotros tenemos, variedades diferentes de fruta y me pareció muy interesante todo esto además de la cultura y el paisaje. Cruzamos la cordillera de los Andes, estamos en la Patagonia, la gente es muy amable y hospitalaria”.

Los visitantes fueron acompañados por la coordinadora provincial de Ciencia y Tecnología, Valeria Sigal Escalada, del Copade. También informaron que visitaron una de las bodegas ubicadas en San Patricio del Chañar y que en cada establecimiento recorrido fueron recibidos por dueños y técnicos.