El monitoreo de la plaga ‘drosophila suzukii’ cerró con un balance y el repaso de las actividades ejecutadas desde la subsecretaría de Producción, que incluyó el envío de datos obtenidos a la Red Nacional de Monitoreo del Senasa.

Se llevó a cabo en la Casa Histórica de Plottier una reunión de cierre por dos años de trabajo en el monitoreo de la plaga denominada ‘drosophila suzukii’, seguimiento que estuvo a cargo de la subsecretaría de Producción.

Durante dos años, la provincia realizó el seguimiento y capacitó sobre métodos disponibles de manejo de esta reciente plaga a los productores de las localidades de Plottier y Senillosa y del paraje China Muerta.

Con un repaso de las actividades ejecutadas desde el área de Sanidad de la subsecretaría de Producción, se cerró un trabajo sostenido que incluyó el envío de datos obtenidos a la Red Nacional de Monitoreo de drosophila suzukii del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Agroalimentaria (Senasa), con un total de 16 trampas homologadas.

En la reunión de cierre -a la que asistieron productores, técnicos y representantes del municipio y la provincia- se repasaron los métodos de manejo existentes a nivel mundial y los disponibles en el país y la región. Además, se recomendó a los productores que estén atentos en las próximas temporadas y que incorporen las tareas culturales para evitar la permanencia de la plaga en el campo.

El recambio de trampas en los establecimientos se realizó semanalmente y quincenalmente desde junio de 2016 hasta junio de 2018. El objetivo primordial de esta acción era conocer la presencia, distribución y permanencia de la plaga en la zona Confluencia.

Se monitorearon distintos cultivos entre los que se destacan frutilla, frambuesa y mora. Para esto, se reconocieron e identificaron los individuos capturados utilizando los servicios del laboratorio de la provincia, Laboratorio de Servicios Agrarios y Forestales (Lasaf).