El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, y el titular del Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda), Ariel Zabert, presentaron el plan de trabajo de la entidad para los próximos meses.

Con el anuncio de la producción de un millón de plantines hortícolas en toda la provincia, el ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, y el titular del Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda), Ariel Zabert, presentaron ayer ante intendentes de distintas localidades el plan de trabajo de la entidad para los próximos meses.

El Plan productivo de primavera verano 2020-2021 comprende una serie de acciones vinculadas a la agricultura urbana y la alimentación saludable en el territorio provincial y da continuidad al trabajo que se viene desarrollando con 26 municipios y alrededor de 6.000 familias, bajo la denominación Proda en Casa.

El ministro López Raggi, evaluó positivamente la instrumentación de esta línea de acción considerándola “una herramienta que tuvo que ver con proponer a las familias algo productivo para hacer en este contexto de tantos días de encierro”.

“Es algo muy importante pero no debería ser solamente una excusa para trabajarlo en pandemia, el Proda ya tiene 20 años, nació en las complicaciones del 2001-2002, como herramienta propia del gobierno provincial para todo el territorio”, dijo y agregó que “desde ese momento hasta ahora ha crecido notablemente, no solo en las huertas sino también en la alimentación saludable. Es importante desde lo productivo y lo social”.

Se presentó el plan de trabajo para los próximos meses.

“Hoy queremos poner en valor lo que hemos trabajado entre estos últimos meses, y queremos ahora redoblar la apuesta, sobre todo con los municipios que se han comprometido con este trabajo”, aseguró el ministro.

En ese sentido, Ariel Zabert, detalló que “lo que les contamos es una idea, que deberá ser adaptada a cada localidad; hay cuestiones transversales que son las metodológicas, sobre las que tenemos que llegar a acuerdos para que funcionen”.

“Estamos viendo un panorama mundial muy crítico, las demandas sociales y económicas están creciendo, por lo tanto esto tiene que ver con aportar, ayudar a las familias a tener acceso a los alimentos diferenciados, si bien esto no resuelve la problemática de fondo, pero contribuye a fortalecer la economía familiar, alimentarse mejor y vincularse con la tierra”, señaló.

“Son innumerables las ventajas que tiene, esa es nuestra mirada y para ella necesitamos “socios”, con este concepto se diseñó Proda en Casa a tiempo, cuando iniciaba la pandemia y ha funcionado muy bien”, aseguró Zabert.

Sobre lo trabajado hasta acá se solicitó a los jefes comunales y representantes de las áreas productivas, un informe con una mirada social, productiva y terapéutica, para corregir y ajustar lo que no funcionó y potenciar lo que si resultó.

Zabert recordó los soportes con los que cuenta el plan: cartillas, audios, programas de radio y consultorías, sobre las que se seguirá trabajando y mejorando el servicio para lograr que sea integral.

El intendente de Loncopué, Walter Fonseca, expresó que allí “ha sido un éxito lo de las huertas comunitarias y funcionó también en su época lo de los pollos parrilleros”. Cabe destacar que el municipio de Loncopué integró a 300 familias al plan de otoño invierno propuesto por Proda, en un momento de estricto aislamiento debido al brote de Covid-19 que sufriera la comunidad. “La gente está entusiasmada, quiere hacer cosas, el hecho de estar encerrados ayudó a que hicieran cosas dentro de su hogar que les fueron muy útiles, con algo saludable”, agregó.

Carlos Koopman, intendente de Zapala, agradeció la acción que “en plena pandemia fue un éxito rotundo en la localidad y una gran experiencia”. Zapala, que en su momento se sumó al plan integrando a 600 familias, actualmente trabaja en la posibilidad de aperturas de nuevas huertas urbanas en la localidad. “Cuando nos informaron que había una segunda etapa nos pusimos a disposición para ayudar en lo que se pueda. Fue un gran trabajo conjunto” agregó Koopman.

San Patricio del Chañar, que fue el primer municipio en implementar Proda en Casa, dos semanas después de comenzar el aislamiento social preventivo y obligatorio, evaluó positivamente el plan que alcanzó a 400 familias locales. El responsable del área municipal de Producción, Esteban Montero, comentó que “estamos pensando ponerlo en valor, hacer un cierre de temporada y entregar premios a las mejores huertas, con los mejores resultados”, aseguró. “Otra novedad es que hubo gente que comenzó con esto y ahora quiere ir más allá, emprendiendo una superficie mayor por ejemplo”, agregó.

El plan primavera verano, que comprende la producción de 1 millón de plantines hortícolas en toda la provincia, se completa con la entrega de 3.000 kit de semillas para las familias que ya vienen desarrollando huerta en Proda en Casa.

Con la producción de plantines hortícolas se pretende impulsar un mejoramiento sustancial de la producción agroalimentaria, tanto en sus aspectos cualitativos como cuantitativos, ya que dicha técnica ofrece ventajas significativas para adelantar los tiempos de producción, garantizar el ciclo biológico de especies que requieren mayores cuidados, ahorrar semillas, y brindar a través de un manejo agroecológico, una planta que desde su arranque estará nutrida conforme a métodos naturales, sin uso de agroquímicos ni agrotóxicos, y ambientada localmente.

La producción de plantines hortícolas y el resto de las acciones previstas, tendrán por objetivo global el desarrollo agroalimentario a nivel provincial, diversificando la producción e incorporando alimentos frescos, naturales, artesanales y agroecológicos, lo cual ofrece una ventaja superior para satisfacer las demandas sociales cada vez mayores de acceso a una alimentación saludable.