La empresa china ZTE, interesada en avanzar en proyectos de optimización de la conectividad e incorporación de nuevas tecnologías, propuso una iniciativa de inversión público-privada que prevé en una primera fase la incorporación de 554 cámaras de seguridad y tres centros de comando y control en Neuquén capital, Zapala y Centenario.

La provincia del Neuquén y la República Popular China avanzaron en acuerdos de inversión de ese país que permitirán, entre otros objetivos, optimizar la conectividad en toda provincia y ampliar los sistemas de videoseguridad, a través de la incorporación de más cámaras y centros de comando y monitoreo. Además, en esta primera etapa se propone avanzar en la adquisición de un camión de emergencias con tecnología adaptada a los nuevos requerimientos.

La coordinadora técnica de la secretaría de Modernización de la Gestión Pública, María Alejandra Di Crocco, dio detalles vinculados a dichas iniciativas y explicó que “se trata de proyectos que –luego de un largo proceso de maduración y búsqueda de financiamiento por parte del gobierno provincial- han convocado el interés de la empresa china ZTE, la cual presentó una alternativa de inversión público-privada que intenta desarrollar en diferentes etapas”.

La primera fase contempla la incorporación de un sistema integrado de videoseguridad, con un despliegue inicial en las ciudades de Neuquén, Zapala y Centenario. Para ello se prevé sumar 554 cámaras y tres centros de comando y control. En estas tres localidades, la red de acceso GPON (punto a punto) se desarrollará para conectar los centros y los sitios de cámaras. También se implementará el Sistema de Respuesta de Emergencia de la Coalición (CERS), que es una plataforma unificada de notificación de incidentes, comando y despacho profesional en estas tres ciudades.

En el desarrollo de esta primera etapa, también se evaluó necesario la adquisición de un camión de emergencias, similar en características técnicas al que posee la Oficina Provincial de Tecnologías de la Información y Comunicación (Optic), pero equipado con tecnología más actualizada. El rodado existente posee una antigüedad de casi cuatro años y prestó incontables servicios en diferentes eventos provinciales.

En cuanto al despliegue en materia de videoseguridad, Di Crocco sostuvo que “la tecnología ha cambiado muchísimo, no se modificó la funcionalidad, pero si la forma de conectar. Nuestros centros de monitoreo de la provincia están en lugares de Policía, con quien se realiza un trabajo en conjunto. Optic, que es la pata ejecutora, analiza si es factible o no instalar los sistemas de videoseguridad y quien se ocupa de la instalación propiamente dicha”.

De esta forma está previsto el reemplazo de 215 cámaras existentes, la instalación de 135 cámaras nuevas y la reinstalación del centro principal de comando y control en la ciudad de Neuquén. Además, la instalación de 124 nuevas cámaras y un subcentro de comando y control en Zapala; y de 80 nuevas cámaras y un sub centro de comando y control en Centenario.

Asimismo, comentó que la segunda fase propuesta por la empresa ZTE sugiere aumentar el número de cámaras en las distintas localidades y extender la red de acceso GPON en las tres ciudades mencionadas. En las otras seis ciudades (Plaza Huincul, San Patricio del Chañar, Picún Leufú, Aluminé, Las Lajas y Piedra del Águila), las cámaras, el centro de comando y control y la red de acceso de microondas se desplegarán por separado. También el Sistema de Respuesta de Emergencia de la Coalición (CERS) se expandirá y cubrirá estas seis nuevas ciudades.

Conectividad digital

En cuanto a conectividad digital, se desarrollará una red de transmisión para conectar las 17 ciudades (Neuquén, Zapala, Centenario, Plaza Huincul, San Patricio del Chañar, Picún Leufú, Aluminé, Las Lajas, Piedra del Águila, Caviahue, Chos Malal, Junín de los Andes, Loncopué, Plottier, Rincón de los Sauces, San Martín de los Andes y Villa La Angostura). Se reutilizarán las redes de microondas existentes y la red de Arsat será considerada en su totalidad.

Di Crocco señaló que “los 17 nodos centrales beneficiarán no solo a la localidad donde se instale, sino que brindarán conectividad a poblaciones más pequeñas o alejadas”.

“No existe modernización si no hay forma de trasladarlo”, afirmó Di Crocco y agregó que “esto se realiza a través de fibras, radioenlaces, que funcionan como transporte. Decimos que las redes de conectividad son como las calles, que en su momento se planificaron para que circule determinada cantidad de autos. Hoy toda la provincia está conectada, el tema es que hace años los smartphones no existían, no había la necesidad permanente de estar conectado con un ancho de banda determinado para tener una buena conectividad y una buena afluencia de servicios”.

Por último, destacó que “lo que se pretende es mejorar la conectividad, mejorar los servicios, ampliando las ‘autopistas’ para poder llegar a todos lados. Siempre la provincia tuvo en cuenta el tema de la territorialidad, pero muchas veces la brecha digital se da por una cuestión de geografía y no por una cuestión de acceso económico”.