Se realizó el 11 y el 12 de mayo en el hospital de Junín de los Andes. Participaron 25 enfermeros y auxiliares de los hospitales de San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Villa La Angostura y Las Coloradas.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que 25 enfermeros de los hospitales de San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Villa La Angostura y Las Coloradas participaron del primer encuentro del programa de Seguridad del Paciente denominado ‘Una responsabilidad de todos’. La actividad se llevó a cabo el 11 y el 12 de mayo en el salón de usos múltiples del hospital de Junín de los Andes.

La formación contó con el aval de la dirección provincial de Salud, a cargo de Andrea Peve; y de la Jefatura de Zona Sanitaria IV, que conduce Néstor Sáenz. La propuesta e iniciativa de llevarlo adelante surgió de Ariela Bravo, jefa del departamento de Enfermería del hospital Castro Rendón e integrante del Comité de Seguridad del Paciente.

El objetivo del programa es prevenir los eventos adversos asociados al cuidado de la salud, a través de la búsqueda de errores como de su reporte, mejorando y controlando a los mismos. El primer encuentro se realizó con los establecimientos de Zona Sanitaria IV, y la idea es poder desarrollarlo más adelante en las otras Zonas Sanitarias de la provincia.

Participaron 25 enfermeros y auxiliares de los hospitales de San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Villa La Angostura y Las Coloradas. Luego de las charlas e intercambio de experiencias, los presentes concurrieron a los distintos Servicios de Atención para observar cómo se dan los procesos dentro del hospital Junín de los Andes.

Una vez finalizado el encuentro, la coordinadora zonal de Enfermería, Daniela Riffo expresó que “fue muy positivo, porque durante ese espacio de intercambio se analizó la cultura organizacional y se planteó el cambio de paradigma del error”.

La Seguridad del Paciente es una de las dimensiones fundamentales de la calidad. Una de sus finalidades es la de construir una cultura de seguridad en todos los profesionales y colaboradores, e implementar estrategias capaces de reducir los riesgos y daños asociados a los cuidados de la salud.

En relación con la seguridad del paciente, Riffo mencionó que “desde los servicios debemos pasar de la pregunta de ¿quién fue?, a poder ver qué, cómo y porque sucedió, lo que sucedió”. Agregó que “los errores humanos y los eventos adversos deberían ser considerados resultados, debiendo ser medidos y monitoreados con el objetivo de reducirlo para mejorar el sistema”. La metodología sería separar a las personas y visualizar el error alejado de lo punitivo, analizando los procesos de atención.

Participaron como disertantes Erika Méndez y Nancy Barboza, ambas del Comité de Seguridad del Paciente del Hospital Castro Rendón. El próximo encuentro será el 1 y el 2 de junio en el Hospital Ramón Carrillo de San Martín de los Andes.