En el marco de los festejos el ministro de Salud, Rubén Butigué, felicitó al equipo de trabajo.

El centro de salud Colonia Rural Nueva Esperanza cumplió el pasado viernes su primer año de funcionamiento. En el marco de los festejos, el ministro de Salud, Rubén Butigué, saludó al equipo diciendo que “festejar los logros, compartir la alegría y celebrar con los otros es parte de la vida de todo hombre y de toda mujer que vive apasionadamente”.

“Quiero felicitarlos a todos, porque pudieron encontrar en las necesidades inmediatas de cada persona la vitalidad de generar un sueño y, en el sueño, el motor que anima a toda aventura del hombre para realizarse en lo profundo de su corazón”, expresó Butigué.

Por su parte, Gabriela Cangiana, asistente social del centro de salud, dijo que “nuestro máximo propósito es acompañar, compartir, escuchar, curar” y agregó que “en este camino no estuvimos solos, nos acompañaron nuestros pacientes con su aceptación y palabras de aliento y agradecimiento permanentes, así como las instituciones del barrio con las que comenzamos un camino de encuentro y trabajo conjunto. Fue fundamental también el equipo de trabajo que con aciertos y desaciertos y siempre aprendiendo con el otro, pudo llevar adelante este año de trabajo y compromiso con la comunidad”.

Durante los festejos, se realizó el descubrimiento de un mural alegórico en el que se pintaron las manos del equipo y de los niños presentes; se presentaron vídeos (institucional y de vecinos autoconvocados sobre problemáticas del barrio). También el grupo La Vuelta interpretó varios temas musicales junto a la enfermera Ailín Frades, hubo palabras alusivas por el Día Internacional de la Mujer y Daniel Bongiovanni realizó una práctica de Bailee.

Participaron de los festejos la diputada provincial Graciela Muñiz Saavedra, el jefe de zona Metropolitana, Horacio Ciavatti; vecinos e instituciones del barrio.

El edificio

El centro de salud cuenta con 230 metros cuadrados y en él se pueden distinguir tres áreas: el sector destinado al público con sala de espera, baño para discapacitados y una ducha externa; el sector de atención primaria que incluye un consultorio de enfermería con office, además posee un sector administrativo y de gestión de pacientes; y un sector de carácter más privado, donde se encuentran dos consultorios: médico y odontológico, el soporte técnico de los mismos y la sala de personal.

Para cada uno de estos sectores se planteó un área de servicios y además se utiliza un tráiler de odontología. También cuenta con los denominados espacios exteriores, que comprenden acceso peatonal; vereda del acceso peatonal; acceso vehicular a estacionamiento; acceso vehicular a abastecimiento y estacionamientos propiamente dichos.

El centro de salud se ubica en un barrio periférico de la ciudad con población altamente vulnerable: gente de clase obrera con casas en su gran mayoría provenientes de planes sociales o construcción propia y dificultades para acceder a los servicios públicos.

El establecimiento, ubicado en la zona de la meseta de la ciudad de Neuquén, fue ejecutado por la empresa Okume SA y demandó una inversión de 1.740.557 pesos (a valores de octubre 2010), bajo la supervisión de la subsecretaría de Obras Públicas.