Presentaron proyectos de energía renovable para dar electricidad a Chorriaca y Cochico

mayo 17, 2012

En Chorriaca se instalará un sistema híbrido eólico-diesel de unos 75 kilovatios para abastecer toda la demanda de la localidad. En el paraje Cochico, que pertenece a la comisión de fomento de Coyuco-Cochico, se construirá una micro central hidroeléctrica de unos 65 kilovatios.

Se presentaron hoy dos proyectos de energías renovables que permitirán abastecer de electricidad a Chorriaca y Cochico, en el norte de la provincia. Las iniciativas demandarán una inversión de 2,6 millones de dólares, que será cubierta por Global Sustainable Electricity Paternship (GSEP), un grupo compuesto por doce de las más importantes compañías de energía del mundo.

La presentación de las iniciativas estuvo a cargo del ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, a través de la subsecretaría de Planificación y Servicios Públicos y el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), la empresa Duke Energy y GSEP. Se realizó en el piso 12 del edificio del ministerio de Hacienda y Obras Públicas, ubicado en La Rioja 229 de la ciudad de Neuquén.

En Chorriaca se prevé la instalación de un sistema híbrido eólico-diesel de unos 75 kilovatios para abastecer toda la demanda de la localidad. En el paraje Cochico, que pertenece a la comisión de fomento de Coyuco-Cochico, se construirá una micro central hidroeléctrica de unos 65 kilovatios sobre el arroyo Alhueco.

Según se informó, está previsto que en junio se realice la primera apertura de licitaciones y firma de contratos, y que en octubre se inicien las obras. Las inauguraciones se realizarían en diciembre en Chorriaca y el 15 de abril en Cochico. Se explicó que la Fundación Energía Renovable Patagónica es la entidad legal que se creó para hacer la contratación y el desarrollo de los proyectos.

De la conferencia de prensa participaron el subsecretario de Planificación y Servicios Públicos, Guillermo Gesualdo; el presidente del EPEN, Alejandro Nicola; el coordinador de proyectos de GSEP, Bruno Menard; el gerente de Planeamiento Comercial de Duke Energy, José Tierno; el director de Operaciones de esa empresa, Gustavo Vannucci; el director por el Ejecutivo del EPEN, Carlos Aguilar y el gerente de Planeamiento del organismo, Francisco Zambón.

Durante la presentación, el subsecretario Gesualdo aseguró que es “muy importante” para la provincia del Neuquén “vincular, a través de la GSEP, a las empresas más importantes de energía del mundo en un proyecto que hoy está en marcha y es uno de los únicos en esta instancia de concreción”. Además destacó “la inversión y el poco tiempo de ejecución de obra” y que los trabajos se llevarán a cabo en “localidades muy aisladas”.

“Llegar con energía renovable, con inclusión social, con participación, es uno de los ejes de gobierno”, recalcó el titular de la subsecretaría de Planificación y Servicios Públicos y destacó la importancia del trabajo conjunto entre las dependencias públicas y las empresas privadas, y la participación de las comunidades de Chorriaca y Cochico.

Por su parte, el presidente del EPEN señaló que el organismo, “además de ser el operador del proyecto, recibe las instalaciones a partir del segundo año de entrada en servicio”. Dijo que se hará “un monitoreo permanente” de los ahorros que se producirán con la puesta en marcha de los proyectos y que el EPEN tiene el compromiso de reinvertir esos fondos en nuevas iniciativas de energías renovables.

“La inversión la hace el grupo GSEP y nosotros nos complementamos trabajando en el desarrollo de una parte del proyecto, que tiene que ver con la interconexión desde los emprendimientos de generación hasta la demanda, que es la distribución”, detalló el funcionario.

Nicola explicó que hace dos años Duke Energy convocó al EPEN para trabajar en forma conjunta y añadió que “lleva todo un proceso de trabajo entre las empresas que forman GSEP. Es un grupo que trabaja en proyectos de energías renovables en todo el mundo y está formado por doce empresas, las principales energéticas del mundo”.

Aseguró que “en este momento es el único proyecto que está en etapa de implementación y de ejecución en el mundo de todos los que está analizando el grupo. Es todo sin fines de lucro, por eso es que se crea la Fundación, el grupo dona los fondos a la Fundación y ésta a los dos años dona las instalaciones al EPEN para que dé continuidad”.

A su turno, José Tierno explicó que Hydro Québec de Canadá, American Electric Power de Estados Unidos, RusHydro de Rusia, Duke Energy, Electrobras de Brasil, ENEL de Italia y RWE de Alemania “están apoyando financieramente” las iniciativas en Neuquén y agregó que “vamos a tener un proyecto funcionando dentro de poco tiempo que va a ser un ejemplo para toda la Argentina y América Latina”.

Recalcó que desde Duke Energy “estamos muy contentos del apoyo que estamos recibiendo por GSEP y por la oportunidad de traer estos fondos para contribuir con el desarrollo neuquino y específicamente de estas comunidades, en las que vamos a tener un impacto positivo social a través de entregarles energía limpia”.

Por su parte, Bruno Menard explicó que GSEP es una organización internacional sin fines de lucro, que “está compuesta por las doce compañías eléctricas más grandes del mundo, de la cual es parte Duke Energy”. Recalcó que están “muy contentos de contribuir con el esfuerzo que hace el EPEN para proveer energía sostenible y renovable a toda la población de la provincia, por más que estén en lugares remotos”.

Menard dijo que Duke Energy “ha tomado el rol de liderazgo” en estos proyectos junto con otras seis compañías de las que integran el grupo y añadió que “van a contribuir financieramente y con recursos humanos”.

Por último, Gustavo Vannucci informó que los proyectos neuquinos fueron presentados ante un comité de GSEP para ser aprobados y dijo que para la elección de estas iniciativas se tomaron en cuenta “todos los antecedentes del EPEN en cuanto al desarrollo de renovables, que causaron mucho impacto a nivel de GSEP”.

La situación actual de las localidades

Al hablar de la situación actual de las localidades, el presidente del EPEN explicó que en Cochico “hay una escuela y algunos pobladores que viven cerca que hasta hace un tiempo tenían algún sistema eléctrico muy precario construido por ellos mismos y se abastecían con un grupo electrógeno que tenía la escuela”.

“Hoy, casualmente, el EPEN está poniendo en servicio una red de baja tensión que construyó, con una inversión de 200 mil pesos, y estamos instalando un grupo electrógeno nuevo que compró el gobierno provincial para empezar a brindar un servicio más formal”, aseveró y agregó que con la inauguración de la micro central este sistema de distribución se conectará con una línea de cuatro kilómetros y permitirá “dar un servicio formal las 24 horas”.

Chorriaca es una de las cuatro localidades de la provincia que se abastece en forma aislada. “Tenemos una central que funciona con combustible diesel. En este caso se va a construir una pequeña granja eólica. Van a ser tres molinos de 25 kilovatios cada uno que van a estar integrados y conectados con un sistema híbrido diesel, que va a funcionar automáticamente cuando no haya condiciones de viento”, indicó.

“Hasta diciembre del año pasado teníamos un servicio que se daba durante diez a doce horas por día. Hemos completado los planteles de personal y ya estamos brindando el servicio las 24 horas del día a esa comunidad. Este proyecto viene a complementar eso y a ayudarnos a bajar un poco los costos”, concluyó.