Presentaron proyecto para incorporar sistemas de gestión de calidad en vitivinicultura

abril 27, 2012

El objetivo es que productores primarios y elaboradores de vinos de la zona puedan implementar las Buenas Prácticas Agrícolas y de Manufactura.

En la jornada de ayer, jueves 26 de abril, durante un encuentro que se hizo en el Centro PyME-Adeneu, se presentó el proyecto piloto “Implementación de Sistemas de Gestión de Calidad en productores vitivinícolas, provincia del Neuquén”.

La iniciativa cuenta con financiamiento del programa de Gestión de Calidad y Diferenciación de los Alimentos (Procal II), del ministerio de Agricultura de la Nación.

Al encuentro asistieron técnicos de instituciones vinculadas a la vitivinicultura y productores del sector; y se brindaron charlas introductorias sobre Buenas Prácticas Agrícolas y Buenas Prácticas de Manufactura, las temáticas que comprenden el proyecto.

La coordinadora del Programa de Desarrollo Vitivinícola del Centro PyME-Adeneu, Silvana Moschini, explicó que “se trata de un subprograma que está destinado tanto a productores de uva como a elaboradores de vinos artesanales y caseros que integren el Programa Vitivinícola”.

Agregó que “tiene financiamiento del Procal II; la idea es trabajar con un grupo de productores, realizar un diagnóstico y en base a esa información ofrecer una línea de financiamiento para asistir al sector. El objetivo no es quedarnos sólo en el diagnóstico, sino que puedan aplicar las Buenas Prácticas”.

Moschini comentó que su aplicación “permite, además de tener un producto con inocuidad y calidad, cumplir con las normativas que están empezando a requerir el Instituto Nacional de Vitivinicultura, el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) y la provincia”.

El trabajo continuará con charlas y trabajos de campo con la participación de técnicos de la subsecretaría de Producción, Centro PyME-Adeneu, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Instituto Nacional de Vitivinicultura.

Las tareas alcanzarán a siete productores primarios y tres bodegas. Por eso, además de las Buenas Prácticas Agrícolas se incorporan las Buenas Prácticas de Manufactura, que establecen el cumplimiento de una serie de pautas una vez finalizada la cosecha y hasta la elaboración del vino.

En horticultura

En forma paralela se inició recientemente un trabajo para implementar las Buenas Prácticas Agrícolas también en la horticultura. En ese marco, la semana pasada se realizó una charla de la que participaron 64 productores hortícolas que comercializan su producción en el Mercado Concentrador.

La directora de Gestión Frutihortícola y Sanidad Vegetal de la subsecretaría de Producción, María Laura Tirri, explicó que “la idea fue realizar una presentación sobre el programa. Además de las instancias teóricas, en mayo comenzarán las tareas de campo”.