El ACV puede causar la muerte inmediata o dejar secuelas, según el nivel de gravedad del daño ocasionado. El objetivo es articular la tarea de los médicos de todo el sistema de Salud, tanto público como privados, para que el paciente que está sufriendo un ACV pueda llegar en tiempo y forma a los centros de atención.

La neurocirujana y referente de la Red Provincial de ACV, Miriam Vicente, presentó ayer las guías y los procedimientos fundamentales referidos a los accidentes cerebro vasculares, en el hospital Ramón Carrillo de San Martín de los Andes, establecimiento cabecera de la Zona Sanitaria IV.

Participaron autoridades, entre los que se encontraban el Jefe de Zona Sanitaria IV, Néstor Saenz y el director del hospital, Juan Cabrera. Acompañó durante buena parte de la presentación el intendente electo Carlos Saloniti, quien explicó que brindará su apoyo para que en el futuro se pueda hacer la difusión y el tratamiento que la comunidad merece.

Miriam Vicente, referente de la Red de Ataque Cerebro Vascular, expresó que “lo más importante es el bienestar y la salud de toda nuestra población y para ello tenemos que poner todas las herramientas que tenemos a disposición”.

Vicente brindó datos científicos, explicando que es necesario que todo el equipo de salud e inclusive la población −a partir de la información que reciba de especialistas− puedan detectar y tratar rápidamente a un paciente con un ACV, ya que las primeras horas, desde los primeros síntomas, son las más importantes para revertir la situación de gravedad.

La especialista dijo que “tiempo es cerebro”, porque cuanto más rápido se trate la patología, la chance de sobrevida del paciente será mayor y por ende menor el daño cerebral.

El ACV –también denominado stroke o ictus– es un problema de salud de elevada prevalencia y graves consecuencias, que puede causar la muerte inmediata o dejar secuelas, según el nivel de gravedad del daño ocasionado.

Vicente comentó que de acuerdo con las estimaciones mundiales “podrían ocurrir 3.000 ACV por año en la provincia del Neuquén” y agregó que “eso podría ocasionar 1.500 discapacidades nuevas anuales”.

Del abordaje de esa problemática surge la red. El objetivo es articular la tarea de los médicos de todo el Sistema de Salud, tanto público como privados, “para que el paciente que está sufriendo un ACV pueda llegar en tiempo y forma a los centros de atención en donde se puedan tratar un ACV”, explicó Vicente.

Telesalud

El tramo final de la presentación fue un contacto por Telesalud entre profesionales de Neuquén y San Martín de los Andes, quienes compartieron experiencias. Desde la capital provincial, los médicos brindaron detalles de cómo se está trabajando con pacientes con ACV en los centros de mayor complejidad.

La tecnología está presente en todos los campos de la salud como el uso de Internet para la consulta a distancia sobre distintas situaciones de salud-enfermedad.

El Plan Provincial de Salud 2019-20123 resalta estos avances tecnológicos, poniendo como centro a las personas que acuden a los efectores de salud a fin de disminuir brechas de inequidad e impactando en los ámbitos de prevención, diagnóstico, tratamiento y monitoreo.