Los resultados del estudio impulsado por Nación fueron presentados en Junín de los Andes. En el caso de Neuquén, se relevó una superficie implantada de 63.725 hectáreas, con prevalencia de pino ponderosa.

El gobierno provincial participó esta semana en Junín de los Andes de la presentación de los resultados del Inventario Nacional de Plantaciones Forestales en Secano de Patagonia. Se trata de un trabajo interinstitucional impulsado desde el ministerio de Agroindustria de la Nación.

La actividad estuvo encabezada por la subsecretaria de Desarrollo Foresto Industrial de la Nación, Lucrecia Santinoni; el intendente local, Carlos Corazini; autoridades y técnicos del ministerio de Agroindustria de la Nación, de las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, representantes de diversas instituciones, productores forestales e integrantes de comunidades mapuche, entre otros.

En representación de la provincia participaron la subsecretaria de Producción, Dora Cortés y el director de Recursos Forestales, Uriel Mele.

Cortés felicitó a quienes participaron del estudio y destacó que “es importante la unánime aceptación del trabajo y el hecho que brinda información de calidad que permite tomar decisiones. Es necesario tener una mirada integral sobre los procesos productivos, manejar lo forestal bajo la mirada de cuenca y que todos los actores estén sentados en una mesa para debatir el presente y futuro de la actividad. La potencialidad es muy alta”.

El Inventario de Plantaciones Forestales en Secano de Patagonia es un trabajo incluido en el Inventario Nacional de Plantaciones Forestales. Fue realizado por la subsecretaría de Desarrollo Foresto Industrial del ministerio de Agroindustria de la Nación con el apoyo financiero de la Unidad de Cambio Rural (UCAR).

Para su elaboración se contó con la coordinación técnica del Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (Ciefap), y el apoyo técnico de las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, de las Universidades Nacionales del Comahue y San Juan Bosco, y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). También se contó con la colaboración de guardaparques del Parque Nacional Nahuel Huapi.

El objetivo del estudio fue desarrollar un sistema de diagnóstico permanente del estado, en sentido amplio (no sólo existencias maderables), y las necesidades de manejo de plantaciones de secano y bajo riego en Patagonia Norte, integrado en un nodo regional, abierto y vinculado con las administraciones provinciales.

El área de estudio incluyó a las tres provincias patagónicas, alcanzando una superficie forestada total de 109.237 hectáreas. En el caso de Neuquén, se relevaron 63.725 hectáreas de superficie plantada, con prevalencia de pino ponderosa.