Desde la dirección de Ingeniería Hospitalaria del ministerio de Salud, se brindó un informe sobre lo ocurrido en el cielo raso de un sector del laboratorio del hospital Provincial Neuquén “Dr. Castro Rendón”.

El informe, elevado a la subsecretaría de Salud, Cecilia Tamburini, indica que “en horas de la noche se produjo una falla en el automatismo de llenado del tanque de agua ubicado sobre el techo del laboratorio. Esta falla provocó el desborde -durante toda la noche- de agua que se depositó sobre la losa por lo que, al cabo de varias horas, se filtró hacia el interior del edificio humedeciendo el cielorraso compuesto por placas de yeso con junta tomada”.

La información también detalla que “al ingresar el turno de bioquímicos, en la mañana del día de la fecha -viernes 7 de diciembre-, encontró que el cielorraso estaba húmedo y deformado por lo que llamó al servicio de Mantenimiento del hospital. Este Servicio constató la novedad y procedió a desmontar las placas afectadas, en un área de cuatro metros de largo por un metro de ancho, por razones de seguridad”.

El escrito finaliza diciendo que “es importante destacar que no hubo caída de placas ni desprendimientos no controlados, ya que las mismas fueron desmontadas por personal de mantenimiento en condiciones de seguridad para los bienes y las personas”.

En el establecimiento se continúa trabajando con los servicios de Mantenimiento y Arquitectura del hospital «Dr. Eduardo Castro Rendón» a fin de evaluar los daños y proceder al rápido reemplazo de las placas afectadas.