El presidente del organismo llevó hoy personalmente el contrato y sus anexos al cuerpo deliberativo de la ciudad de Neuquén. Dijo que sólo falta la firma del intendente “en un contrato que fue consensuado con los funcionarios municipales”.

El presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Mauro Millán entregó hoy en el Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén un ejemplar del contrato de concesión del organismo y los anexos correspondientes.

“Hemos entregado un ejemplar del contrato de concesión del EPAS al municipio al presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Monzani, para que se pongan en conocimiento los términos del contrato y los anexos”, destacó el presidente del EPAS y comentó que también se entregaron “copias digitales para que todos los concejales puedan tener acceso”.

Millán manifestó que “el presidente del Concejo Deliberante fue quien conjuntamente con el actual concejal Alejandro Nicola comenzó el trabajo de forma mancomunada con el municipio para conformar la comisión bipartita que confeccionó los términos del contrato de concesión, que está listo desde mayo del año pasado”.

Explicó que el contrato “fija dos figuras importantes: el ente concedente y autoridad de aplicación, que es el municipio; y el concesionario y prestador del servicio, que es el EPAS”, y precisó que “también se establecen las responsabilidades de ambos, lo que redunda en la calidad del servicio”.

El funcionario dijo que “en el contrato se establecen las responsabilidades de ambos y esto redunda en la calidad del servicio, porque parece que hasta hoy solo tuviera responsabilidades el EPAS. Aquí se fija cómo se financian las obras, cómo se diagrama hacia dónde se expanden los servicios, cómo se planifica. Justamente la planificación debe estar a cargo del municipio, pero en este caso ha venido haciendo todo el EPAS”.

Millán comentó que en los anexos del contrato de concesión se encuentra “toda la documentación interna del EPAS como el listado del personal, el reglamento del usuario y el convenio colectivo de trabajo” y agregó que el municipio de Neuquén requirió esta información formalmente y le fue entregada. “Dicen que la están revisando, pero tanto el cuerpo principal del contrato como los anexos siempre estuvieron a disposición”, remarcó.

Por último, el presidente del organismo provincial indicó que “la única excusa para no firmar parece ser la del director obrero, algo que está establecido desde 1987 con la ley de creación del EPAS. Y la ordenanza municipal que fija el marco regulatorio es de 2011, donde se establece que el EPAS es el concesionario”.

«Hemos entregado un ejemplar del contrato de concesión del EPAS al municipio al presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Monzani, para que se pongan en conocimiento los términos del contrato y los anexos”, destacó Millán.