Presentaron el fideicomiso para la provisión de maquinaria para el sector industrial

febrero 19, 2010

Se trata de un Fideicomiso de Administración de dos millones de pesos para la provisión de maquinarias de elevación destinadas a empresas del sector industrial de la provincia. Los recursos son aportados por el CFI como fiduciante y el BPN como fiduciario.

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, junto al jefe de Créditos del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Oscar González Arzac y el presidente del Banco Provincia de Neuquén S.A (BPN), Omar Gutiérrez, presentaron oficialmente la implementación de un Fideicomiso de Administración para la provisión de maquinarias de elevación destinadas a empresas del sector industrial de la provincia.

La conferencia de prensa se realizó en el Salón Blanco de Amunc (Asociación Mutual de la Universidad Nacional del Comahue), ubicado en avenida Argentina 1501.

El fideicomiso fue realizado entre el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y el Banco Provincia del Neuquén S.A. (BPN) y está destinado a empresas de sector industrial de la provincia. Esta herramienta financiera surge de un pormenorizado estudio de demanda realizado para la industria, durante el año pasado por la dirección provincial de Cooperación Técnica y Financiamiento Productivo, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial.

Bertoya recordó que el fideicomiso surgió a partir de “un relevamiento que se hizo en el sector industrial de la necesidades de autoelevadores, cargadores que se requerían y no tenían un financiamiento específico”. Reconoció el trabajo realizado por el director provincial de Cooperación Técnica y Financiamiento Productivo, Marcelo Soria, quien “estuvo trabajando con ustedes – por los empresarios- todo este tiempo y coordinando este programa”.

El funcionario provincial explicó que el CFI como agente fiduciante aporta dos millones de pesos y el Banco Provincia de Neuquén S.A actúa como fiduciario. Asimismo aseguró que este fideicomiso está destinado a todas aquellas pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector industrial como manufactureras, mineras, agroindustriales, galpones de empaque, construcción, madereras y servicios de apoyo a la producción industrial.

El titular de la cartera de Desarrollo Territorial señaló que esta es la tercera operatoria que se realiza con el CFI. Las dos anteriores “fueron exitosas y consistían en la compra de tractores para el sector frutícola”.

Por último, sostuvo que con el organismo nacional “hay un sin números de actividades que trabajamos conjuntamente con la provincia como son las misiones comerciales en el exterior, los planes de desarrollo a nivel provincial y municipal. Y agregó que “con el BPN hemos diseñado en forma conjunta éstas y otras herramientas que están también a predisposición del sector privado para la consolidación de una economía alternativa al gas y al petróleo”.

El jefe de Créditos del CFI, Oscar González Arzac, sostuvo que los recursos que se asignan “son de origen federal para ser aplicados a empresas radicadas en las provincias” y añadió que el organismo tiene una herramienta crediticia “desde hace muchos años de la cual se han beneficiado cerca de 15 mil micro empresas y pymes del país. Hemos asignado muchos recursos pero siempre a través del crédito individual”.

González Arzac informó que este fideicomiso es de dos millones de pesos para satisfacer una primer demanda que es la que muestra el documento presentado por el gobierno provincial y en la segunda etapa será en función de lo que la provincia demande”.
Aseguró que las empresas radicadas en la provincia “particularmente las del Parque Industrial van a poder tener acceso a la provisión de una máquina o dos por el monto máximo de 300 mil pesos y las condiciones de préstamos son devolución hasta 60 cuotas con pago de cuotas trimestrales con una taza de interés actual del 10 por ciento”.

Por último, el presidente del BPN, Omar Gutiérrez, destacó las gestiones realizadas por el ministerio de Desarrollo Territorial que “a partir de los dos fideicomisos anteriores y la experiencia de asistencia al sector frutícola se encargó de realizar un trabajo tendiente a determinar los requerimientos de necesidades de financiamiento del sector industrial”.
Sostuvo que a través de esta operatoria y el trabajo de interconexión entre el gobierno de la provincia, el CFI y el BPN “se da repuesta al 35 por ciento de la demanda del sector industrial con destino a autolevador, tractoelevadores y minicargadoras”.

Finalmente, subrayó el trabajo en conjunto entre estas instituciones en el que “el gobierno de la provincia se pone por delante de las necesidades, planificado en forma integral el desarrollo económico de los diferentes sectores y el banco, independientemente de su rol como agente fiduciario, participa de una política que pretende direccional el rumbo económico y el desarrollo hacia el bienestar de los habitantes de la provincia.

Antecedentes de la operatoria

Esta herramienta financiera surge de un estudio de demanda realizado para la industria, durante el año pasado por la dirección provincial de Cooperación Técnica y Financiamiento Productivo, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial. En base a este análisis, el organismo provincial elaboró una propuesta a fin de implementar un Fideicomiso Público de Administración, asociado a un sistema de leasing (arrendamiento financiero), para la adquisición de maquinaria de elevación destinada al sector industrial de la provincia de Neuquén.

El Consejo Federal de Inversiones (CFI) es un organismo federal que instrumentó hasta el momento alrededor de 16 fideicomisos que beneficiaron a numerosas pequeñas y medianas empresas pertenecientes a la actividad frutícola, ganadera, avícola, apícola y vitivinícola, entre otras.

Específicamente en la provincia del Neuquén, se han conformado entre el 2006 y el 2008, dos fideicomisos destinados a cubrir la demanda de maquinaria -tractores y pulverizadoras- del sector frutícola. Ambas operatorias beneficiaron a alrededor de 40 productores de distintas zonas del territorio neuquino, destinándose por parte del CFI, un monto superior a los 3.400.000 pesos.

A fin de instrumentar esta herramienta financiera, se firmó en diciembre del año pasado un contrato de Fideicomiso de Administración cuyas partes intervinientes fueron el CFI como agente fiduciante, que aportará un monto total de 2 millones de pesos y el BPN S.A., como agente fiduciario.

Asimismo, el contrato de leasing tendrá como dador al Banco Provincia del Neuquén S.A. y como tomador a las micro, pequeñas y medianas empresas del sector industrial, que desarrollen sus actividades dentro de la provincia del Neuquén.

Entre los bienes a adjudicar, cuyo interés surge del estudio de demanda realizado por la dirección provincial, se encuentran los autoelevadores, tractoelevadores y minicargadoras.