La actividad inicia el lunes 30 de agosto, con modalidad virtual. La capacitación brindará información y herramientas prácticas para la detección, contención y acompañamiento de las personas en sus búsquedas para afrontar la situación de consumo.

Se presentó el Curso de Colaborador Socio-Espiritual a través de un acto realizado de forma virtual. El encuentro contó con la participación del subsecretario de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos, Hernán Ingelmo; el director general de Religión y Culto, Franco Della Valentina; la directora general de Comunidades de Práctica, Florencia García Rambeaud; y los médicos Esteban Bonorino y Enrique Stein, ambos docentes de la Cátedra libre de adicciones de la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud. También asistieron docentes y estudiantes del curso que inicia la próxima semana.

El director general de Religión y Culto, Franco Della Valentina, destacó que esta cuarta edición del curso amplió el alcance geográfico de la capacitación, gracias a las posibilidades que ofrece la educación a distancia en forma virtual. En esta oportunidad, se sumaron instituciones religiosas de Los Miches, Barrancas, Andacollo, Huinganco, Aluminé, Villa la Angostura, Chos Malal, entre otras.

Por su parte, el subsecretario de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos Hernán Ingelmo, subrayó la articulación entre la sociedad civil, los organismos gubernamentales y la Universidad Nacional del Comahue y el trabajo que vienen realizando las instituciones religiosas en la problemática de las adicciones, así como el rol que tiene la comunidad religiosa en la construcción de un modelo de salud donde los actores comunitarios velan por el bienestar de sus vecinos y vecinas.

El curso de Colaborador Socio-Espiritual en Adicciones surgió a partir del trabajo articulado entre la subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos, dependiente del ministerio de Ciudadanía, la dirección general de Religión y Culto y la Facultad de Ciencias del Ambiente y de la Salud de la UNCo.

El objetivo es capacitar con información relevante y herramientas prácticas para la detección, contención y acompañamiento de las personas en sus búsquedas para afrontar la situación de consumo.

El rol de los y las colaboradores/as es el de contener y acompañar, de facilitar el trayecto para que las personas y sus familiares reciban asistencia por parte de los organismos correspondientes. La matrícula para el 2021 cuenta con 250 inscriptos que provienen de diferentes instituciones religiosas cristianas de la provincia.

Esta será la cuarta edición que se realiza y la primera en forma virtual. Para ello, se adaptaron los contenidos al formato de educación a distancia y se instrumentó un Aula Virtual en la plataforma de la secretaría de Modernización.