El programa denominado “¿Querés hacer huerta?” llegará a la localidad con diversas actividades durante la semana próxima. Las acciones son impulsadas por el municipio local y el Proda.

El ministerio de Producción y Turismo, a través del Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda), y el municipio de Chos Malal convocan a participar del programa de trabajo en materia de producción agroecológica diseñado para la localidad, que tiene como objetivo dar continuidad a las tareas ya iniciadas y comenzar nuevas acciones de agricultura urbana.

Para esto, el lunes 12 y el martes 13 se realizará la organización y puesta en funcionamiento de una nueva huerta protegida en la chacra 327, y se dictarán las primeras capacitaciones técnicas que el programa Proda ofrecerá en la ciudad con vistas a la próxima temporada de siembra y producción primavera-verano.

La presentación del plan de trabajo para lo que queda del año y la convocatoria a sumarse a la huerta que estará ubicada en la chacra 327 está prevista para el lunes a las 18, en las instalaciones del Centro Cultural situado a orillas del río Curi Leuvú y lindante con el Torreón.

En tanto, el martes a partir de las 9, en el espacio de la futura huerta se llevará a cabo el dictado de una capacitación teórico-práctica sobre el armado y manejo de invernaderos, destinada a los interesados en iniciarse en la producción de cultivos bajo cubierta.

Apertura de la nueva huerta protegida

La apertura de la nueva huerta protegida se llevará adelante con la participación del área de producción de la municipalidad, el CFPA 5, el hospital y el Proda, integrando a los vecinos que se acerquen con intenciones de cultivar sus propios alimentos.

Este nuevo espacio productivo, que estará ubicado a una cuadra y media del hospital local, contará con una superficie aproximada de una hectárea y una capacidad inicial para alrededor de 50 familias. Tendrá también una orientación terapéutica para aquellos usuarios de los diversos servicios de salud del hospital, como así también de distintas organizaciones civiles, grupos sociales, centros de salud, instituciones públicas y privadas vinculadas a la salud, escuelas especiales, hogares de niños y adolescentes, centros de rehabilitación, con el fin de integrar a sus participantes.

El programa Proda cuenta con una valiosa experiencia en huertas en hospitales y centros de salud, especialmente las desarrolladas en los hospitales Heller y Centenario.

No es necesario contar con conocimientos previos de producción agrícola y la propuesta es abierta a todas las familias interesadas en producir sus propios alimentos, cuyos ciclos y procesos productivos serán acompañados por capacitaciones regulares y el seguimiento técnico permanente.

Entre las actividades previstas para la preparación del espacio de huerta se destacan el cercado perimetral, la instalación de uno o más tanques cisternas de 2 mil litros, la reparación del sistema de riego, como así también se construirá una matera a través de un método permacultural para definir un espacio de reunión o capacitación técnica y se reacondicionarán los sanitarios existentes para uso de los y las huerteras.

Las huertas protegidas son grandes espacios productivos, cercados perimetralmente, que se integran al barrio sumando “paisaje comestible”, con espacios de producción, pero también de reunión y capacitación técnica, convirtiéndose con el tiempo en una referencia urbana, reconocida como un lugar de trabajo y de producción de alimentos de estación, frescos y saludables. Esto es ampliamente valorado, según criterios de alimentación consciente, por los potenciales consumidores deseosos de adquirir los excedentes que allí se produzcan.