Presentan proyecto para realzar atractivos turísticos del área protegida Domuyo

noviembre 3, 2011

Incluye el diseño y colocación de cartelería preventiva e indicativa, junto con facilidades en caminos de acceso y atractivos. El monto de la obra asciende a 100.740 pesos que serán aportados por el ministerio de Turismo de la Nación y el ministerio de Desarrollo Territorial.

La subsecretaría de Turismo presentó un proyecto para la puesta en valor turístico de Las Olletas, Los Tachos, El Humazo y Villa Aguas Calientes en el área natural protegida Sistema Domuyo, a fin de que sea financiado a través del Programa Nacional de Inversiones Turísticas del ministerio de Turismo de la Nación. Lo hizo como parte del Programa de Fortalecimiento y Estímulo a Destinos Turísticos Emergentes (Profode), que se aplica en forma asociativa en varias localidades del norte de la provincia.

El subsecretario de Turismo, Sebastián González, informó que el proyecto incluye el diseño y la colocación de cartelería preventiva e indicativa, junto con facilidades en caminos de acceso y atractivos. De esta manera, se optimizará la infraestructura existente y se colocarán nuevas señales a fin de minimizar el impacto de los visitantes, mejorando las condiciones de seguridad y comodidad de los mismos.

El monto de la obra asciende a 100.740 pesos, de los cuales el 70 por ciento serán aportados por el ministerio de Turismo de la Nación y el 30 por ciento restante, por el ministerio de Desarrollo Territorial. Se prevé un plazo de ejecución de 60 días corridos, considerando que las tareas se realicen fuera de las vedas climáticas del destino.

En el caso de Villa Aguas Calientes, se diseñó un sendero autoguiado con seis paradas interpretativas a partir de la combinación de señales indicativas y un folleto explicativo. También se delimitará el sendero y se instalarán escalones, pasarelas y tranquillas donde sea requerido.

El folleto, del cual se imprimirán cinco mil ejemplares en primera instancia, será entregado con anticipación en la recepción de las cabañas del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) que están ubicadas en ese lugar.

En Los Tachos y Las Olletas se propuso una intervención mínima, con cartelería explicativa de lo que se observa, delimitación de estacionamientos y las facilidades necesarias para aumentar la seguridad y disfrute de los visitantes; mientras que en El Humazo, donde surgen fuertes columnas de vapor, la señalización es de tipo preventiva.

Graciela Martínez, de la dirección general de Inversiones Turísticas, comentó que “estas intervenciones buscan no impactar el paisaje. Y su diseño responde a la premisa de la mayor integración con el entorno” y agregó que “este proyecto está dentro de las recomendaciones y lineamientos realizados en el subprograma de atractivos y senderos del Programa de Uso Público que integran el Plan de Manejo del área natural protegida Domuyo”. En él se menciona, además, la necesidad de promover el “desarrollo de actividades recreativo-turísticas en armonía con la naturaleza, a partir del desarrollo de prácticas de bajo impacto y de satisfacción del visitante”.