La próxima edición largará desde Neuquén y tendrá dos etapas antes de llegar a la vecina provincia. La presentación de la competencia será mañana a las 10.30 en el auditorio de la Ciudad Deportiva, ubicado en Lanín 1700 de esta capital.

La regata del río Negro recupera su perfil interprovincial que tuvo a lo largo de la historia, ya que la próxima edición largará nuevamente desde Neuquén y tendrá dos etapas antes de adentrarse en la vecina provincia de Río Negro. La presentación de la competencia será mañana a las 10.30 en el auditorio de la Ciudad Deportiva, ubicado en Lanín 1700 de esta capital.

En esta oportunidad dos de los siete tramos de la travesía serán por el río Limay. La última vez que la travesía partió desde Neuquén fue en 2015 y, en 2013, la largada fue desde Senillosa.

La regata, que cumplirá su 44° edición, recupera así su lugar emblemático que la convirtió en la más larga del mundo. Fue la competencia deportiva que dio origen a la práctica del canotaje en el país e impulsó la creación de la Federación Argentina de Canoas.

La competencia se iniciará en Senillosa el 11 de enero. Al día siguiente, se largará la segunda etapa de Neuquén a General Roca. Y el 13, desde Roca los palistas irán hasta Villa Regina. El 14 de enero será el único descanso, para retomar el 15, partiendo desde el balneario de Luis Beltrán hasta Choele Choel. El 16 la competencia unirá el establecimiento Don Andrés con General Conesa y el 17, el establecimiento Rural con San Javier, para cerrar el 18, con el tramo de San Javier a Viedma.

Esta aventura acuática es una de las competencias más respetadas en el mundo del canotaje maratón y un desafío que impulsa a todos los que practican este deporte a desear correrla.

La travesía convoca a palistas de todo el país y participantes de países extranjeros, que le dan un marcado nivel a esta competencia, que año tras año fue aumentando el número de palistas en cantidad y en nivel de calidad. En la última edición hubo récord de participantes con 144 botes y 244 palistas y los ganadores fueron Néstor Pinta-Martín Mozzicafreddo, que sumaron su decimoquinto título.