Preparan la puesta en marcha de 10 proyectos tecnológicos neuquinos

abril 14, 2009

El titular del Copade, Claudio Garretón, viajará mañana a Buenos Aires para concretar el financiamiento de las propuestas, que fueron seleccionadas dentro de los programas de innovación productiva. Además, hay otras 50 iniciativas en evaluación. Declaraciones de Claudio Garreton

Claudio Garreton

El subsecretario del Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo (Copade), Claudio Garretón, participará mañana de la asamblea anual del Consejo Federal de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, en la que se definirá la puesta en marcha de una lista de proyectos tecnológicos que serán financiados a través de programas nacionales. Neuquén cuenta con 10 propuestas aprobadas, en condiciones de comenzar a implementarse, más otros 50 trabajos en evaluación.

Garretón expresó que en la provincia hay herramientas que favorecen el surgimiento de una gran cantidad y variedad de proyectos de innovación tecnológica, entre las cuales se destaca la ley aprobada el año pasado por la Legislatura, “que crea un fondo que justamente tiene por objetivo financiar proyectos que tienen que ver con la aplicación de la ciencia y la tecnología”. 

Añadió que, en cuanto al desarrollo tecnológico de Neuquén, “tenemos muchas expectativas porque hemos generado una base de pequeños proyectos de alto impacto, no sólo productivo sino también social”.

Explicó que uno de los condicionantes para el trabajo que se realiza en el Copade es que “hay un problema estructural dentro del sistema científico tecnológico argentino y es que casi todas las operatorias quedan concentradas en Buenos Aires, Córdoba o Santa Fe”. Por eso, añadió, los programas nacionales de financiamiento tecnológico que están en vigencia tienen como fin “generar un equilibrio territorial”.

Comentó, por ejemplo, que en todos los planes de financiación de proyectos “se aplican criterios homogéneos, o sea, que el mismo dinero le toca a cada provincia por igual”. Sin embargo, indicó, en la reunión de mañana se buscará profundizar aún más esta política federal. “La idea es discutir entre todos, con el financiamiento que tiene disponible el ministerio (de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación), las políticas públicas que se fijan a nivel de Nación y tratar de sugerir que se federalicen los recursos a las provincias”, precisó.

Los proyectos

En el ámbito del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación existen tres líneas de financiamiento de proyectos, denominadas Detem (Desarrollo Tecnológico Municipal), Pfip-Espro (Proyectos Federales de Innovación Productiva para Eslabonamientos Productivos) y Asetur (Apoyo tecnológico al sector turístico). A ellas se suma el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (Foncyt) de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

Para la financiación del programa Detem, se presentaron en Neuquén diez proyectos, de los cuales tres ya fueron seleccionados para su puesta en marcha. Se titulan “Red de fortalecimiento y desarrollo de extensión de turismo rural y ecoturismo del alto Neuquén” (elaborado en conjunto por los municipios de Andacollo, Los Miches, Huinganco y el Cholar), “Rediseño de procesos administrativos e informatización del matadero municipal de Chos Malal” y “Centro de acopio y fraccionamiento de alimento balanceado y fibras” (formulado por la municipalidad de Las Lajas). Garretón señaló que estos trabajos “ya han sido evaluados y rondan los 300 mil pesos para los tres”.

En la convocatoria del programa Pfip-Espro, la provincia estableció de antemano tres cadenas productivas para la selección de los proyectos: apicultura, frutas finas y carne caprina. Con esas condiciones, se eligieron tres propuestas de inversión: “Inserción en el mercado de las mieles diferenciadas neuquinas”, “Ampliación de la oferta varietal de berries y puesta a punto de las técnicas de cultivo apropiadas para aumentar la competitividad del sector en Norpatagonia” y “Desarrollo de la producción de fibra cashmere a partir de la raza criolla neuquina y fortalecimiento de procesos de agregado de valor”.

Además, dentro del mismo programa, hay otros 23 trabajos en evaluación, que abarcan temas muy variados, desde calderas alimentadas con biocombustibles sólidos a la utilización de bagazo de manzana como alimento para rumiantes o una planta de reciclado de neumáticos usados.

Para el programa Asetur, se postularon 28 proyectos y hasta el momento quedaron seleccionados dos: “Sello de calidad y origen San Martín de los Andes, Patagonia Argentina” y “Equipamiento de tecnologías de comunicaciones para la red de emprendedores turísticos del Norte neuquino”. El titular del Copade explicó que los fondos para estas propuestas “son aportes no reintegrables para incorporar la innovación productiva en el sector y que, a partir de allí, los emprendimientos sean autosustentables”.

El Foncyt, en tanto, financiará en Neuquén otras dos propuestas. Una es una carrera de posgrado de formación de Gerentes y Vinculadores Tecnológicos, de cuatro años, que se implementará a través de la Universidad Nacional del Comahue y la Universidad Tecnológica Nacional, con un costo estimado en 1,1 millones de pesos. La otra iniciativa consiste en la instalación de equipamiento tecnológico en el antiguo edificio del hospital de Cutral Co, anexándolo a la sede local de la Universidad Tecnológica Nacional, por un monto estimado en 5,2 millones de pesos.