Premian a productores que redujeron el nivel de carpocapsa

noviembre 23, 2009

El ministerio de Desarrollo Territorial informa que mañana continúan los pagos de premios a la supresión de la carpocapsa, previstos en la ley neuquina Nº 2595. La medida beneficia a 243 fruticultores, que recibirán entre 200 y 400 dólares por hectárea.

El ministerio de Desarrollo Territorial informó que a partir de este martes 24 de noviembre los  fruticultores percibirán los premios a la supresión de la carpocapsa, de entre 5 mil y 10 mil pesos, y el resto de los beneficiarios recibirá su asignación los próximos días. En esta segunda etapa son beneficiados unos 76 productores por un monto total de 516.277,63 pesos.

El pago comenzó el jueves 12 con los productores que reciben hasta 5 mil pesos de estímulo y que representan a más de la mitad de los beneficiarios. En total el gobierno provincial destinará 1,3 millones de pesos y son 243 fruticultores los beneficiarios, que recibirán entre 200 y 400 dólares por hectárea.

El premio estímulo lo perciben los productores que realizaron adecuadamente las tareas sanitarias y lograron  disminuir el nivel de carpocapsa.

El incentivo se compone de una suma de dinero asignada a los productores, que asciende a 400 dólares, de los cuales 200 corresponden a cumplir con niveles bajos de infestación de carpocapsa; 100 a la calidad de la producción; y 100 más por asociativismo.

La ley Nº 2595, que entró en vigencia este año, es la que contempla los premios mencionados, mientras que  los fondos para cumplir con el pago de 1,3 millones de pesos provienen de los ingresos por regalías de gas y petróleo asignados al Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep).

Sobre la ley Nº 2595 

La norma fue sancionada en Junio de 2008 y su finalidad es establecer incentivos para fruticultores independientes y empresas frutícolas que logren mantener un nivel igual o inferior al convenido en el Programa Provincial de Supresión de la Carpocapsa, en coordinación con el programa nacional contra la misma plaga.

La ley establece premios de hasta 200 dólares por hectárea más un aporte no reintegrable de 100 dólares por hectárea para fruticultores que certifiquen alguna norma de calidad o desarrollen su actividad en forma orgánica. Además, prescribe un incentivo de hasta 100 dólares por hectárea para los productores que acrediten estar integrados en alguna forma asociativa.

Todos los beneficios establecidos en la ley se mantendrán por un plazo de seis años, prorrogable por otro período igual.