Es sobre la ruta provincial 13, en cercanías de Primeros Pinos. La ley de Arreo permite a los crianceros del Norte y Centro transitar libremente con sus animales por tramos de las rutas provinciales y contar con lugares de descanso durante la trashumancia.

Vialidad de la provincia solicitó a los conductores que extremen los cuidados al transitar por la ruta provincial Nº 13, debido a la presencia de arreos sobre la calzada.

Los tramos de esta ruta en los que el organismo indica transitar con extrema precaución son el que va del arroyo Carreri hasta Primeros Pinos y desde allí hasta el paraje El Atravesado.

La trashumancia se inició a principios de noviembre del año pasado en todo el territorio provincial. Pequeños y medianos productores de ganado caballar, ovino, caprino y bovino trasladan sus animales hacia la zona de pastoreo de alta montaña hasta aproximadamente el mes de marzo de este año.

En 2012 se aprobó la denominada “Ley de Arreo”, la cual permite a los crianceros del Norte y Centro transitar libremente con sus animales por tramos de las rutas provinciales y contar con lugares de descanso durante la trashumancia.

Cabe recordar que a lo largo de 2013 se ejecutaron proyectos por un millón de pesos que permitieron sumar obras de infraestructura en huellas de arreo, haciendo menos arduo el tránsito de los arrieros y sus animales durante la trashumancia. Los trabajos, que contemplan diversas fuentes de financiamiento y la intervención de distintos organismos, continuarán este año a través de proyectos que demandarán una inversión de dos millones de pesos.

Las obras, en paralelo con el avance en los relevamientos de las huellas de arreo y de acciones de difusión y concientización, se encuentran dentro del Programa Provincial de Trashumancia, impulsado desde el gobierno provincial.

En el último año, en función de las necesidades planteadas por las organizaciones de crianceros, se priorizaron y formularon proyectos articulando diferentes fuentes de financiamiento- provinciales y nacionales-, que permitieran dotar de infraestructura a las zonas por donde circulan con los pequeños productores durante el año en la búsqueda de agua y alimento para sus animales.