Junto con Tierra del Fuego y La Rioja, Neuquén integra el grupo de provincias que terminó el 2013 con mejor registro de su actividad económica. El dato surge del Indicador Sintético de Actividad de las Provincias.

Neuquén, junto con Tierra del Fuego y La Rioja, fueron las tres provincias que terminaron 2013 con un desempeño positivo en su actividad económica. El resto de las jurisdicciones presentaron variables amesetadas o directamente negativas, de acuerdo con el Indicador Sintético de Actividad de las Provincias, ISAP, difundido esta semana por el estudio Federico Muñoz y Asociados de Buenos Aires.

El indicador se propone representar la evolución de la actividad económica en las 24 provincias argentinas –incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- y además un promedio nacional. Se actualiza trimestralmente y se conforma con indicadores parciales o sectoriales –recaudación del Impuesto al Valor Agregado; nivel de empleo y de salario privado formal; ventas en supermercados; consumo de combustibles; patentamiento de vehículos; despachos de cemento y transferencias de la Nación a las provincias.

El análisis del indicador apareció en la edición del miércoles 21 de este mes en el diario porteño El Cronista, y considera que en Tierra del Fuego el desempeño positivo se debió a las transferencias recibidas por la coparticipación federal de impuestos. En el período analizado –último trimestre de 2013-, las mayores caídas se registraron en las provincias de Jujuy y San Juan, con retracciones superiores al dos por ciento.

Desde el primer trimestre de 1997 las provincias de mayor crecimiento fueron Santa Cruz, Tierra del Fuego, San Juan y Neuquén, y en todos los casos, se registraron expansiones acumuladas en el período superiores al 150 por ciento. En el extremo opuesto figuran la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y La Pampa con alzas inferiores al 40 por ciento.