Así lo consideró el subsecretario de Seguridad, Gustavo Pereyra, quien destacó que se trató de un trabajo “sin precedentes” en la historia neuquina.

El subsecretario de Seguridad, Gustavo Pereyra destacó el resultado del operativo de seguridad montado en toda la provincia por las fiestas de fin de año, que permitió reducir los índices de accidentología, siniestralidad y de conflicto durante Año Nuevo.

Pereyra explicó que se trató de un despliegue sin antecedentes en la historia neuquina, ya que al personal habitual y en actividades de las dependencias policiales se sumaron otros 1.000 efectivos para tareas de seguridad vial y de prevención en la vía pública. De todas formas, el funcionario explicó que el operativo “Juntos por la Seguridad Vial” continuará en marcha durante toda la temporada estival en las localidades turísticas neuquinas, en la capital provincial y en las rutas.

“Como consecuencia del trabajo de prevención realizado, los resultados fueron muy positivos”, dijo Pereyra.

El subsecretario informó que en Neuquén capital hubo alrededor de 90 test positivos de alcoholemia, muchos de los cuales terminaron con el secuestro del vehículo al no contar con un conductor en condiciones al momento del control.

“Hubo un gran trabajo preventivo que dio resultados”, agregó y recordó en ese sentido el bajo índice de siniestralidad en prácticamente toda la provincia, con la excepción de la ruta 7 a la altura de Añelo, donde una persona perdió la vida en un accidente de tránsito.

Respecto de enfrentamientos, Pereyra informó que los únicas dos situaciones de gravedad se dieron en Neuquén capital: una de ellas en un sector del Oeste, donde una persona baleó una vivienda e hirió a tres personas; y un enfrentamiento entre grupos en la zona del balneario Río Grande, donde la Policía intervino para separar y disuadir a los jóvenes. “Después de algunos minutos se restableció la calma y el orden”, detalló.

Por último, el responsable de Seguridad recordó que el operativo “Juntos por la Seguridad Vial” comenzó el 21 de diciembre pasado “y seguirá durante todo el verano, con personal afectado a la seguridad vial, balnearia y en la vía pública. Estamos trabajando en toda la provincia, reforzando algunos sectores de la capital y de las localidades turísticas”.