El intendente de Aluminé, Gabriel Álamo estimó que asistieron unas 10.000 personas.

La séptima edición nacional de la Fiesta del Pehuén realizada el fin de semana en Aluminé dejó un balance sumamente positivo, según consideró el intendente Gabriel Álamo al estimar la asistencia en alrededor de 10.000 personas.

El jefe comunal agradeció a todos los que participaron de la celebración popular que, en esta ocasión, contó con la asistencia del gobernador Omar Gutiérrez. El mandatario provincial participó tanto de la tradicional plantación del retoño del pehuén en la Plaza del Centenario y el tayil mapuche que dan por iniciada la fiesta, como del desfile cívico militar realizado al día siguiente.

Álamo destacó el acompañamiento brindado por el gobierno provincial para la concreción de la fiesta, a través de la secretaría del Copade, el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI) y del Banco Provincia del Neuquén, y el apoyo de la subsecretaría de Cultura.

Si bien la celebración se organiza desde hace casi tres décadas en homenaje a quienes habitan en esta región, una de las pocas de la provincia en las cuales hay bosques de araucarias araucanas, obtuvo el carácter nacional hace 7 años y se estableció como fecha para su realización la Semana Santa.

Este año las actividades comenzaron el 24 de Marzo y estuvieron relacionadas con la Memoria, Verdad y Justicia en coincidencia con la conmemoración de esa jornada y se prolongaron hasta el domingo. Incluyeron, como es habitual, stands de artesanos, productores, gastronómicos y vendedores en el centro de la localidad, actuaciones de artistas locales, regionales y nacionales en el polideportivo y destrezas criollas en el predio del Centro Tradicionalista El Cencerro.