Las chocolaterías y fábricas de alfajores quedaron satisfechas con las capacitaciones a cargo de referentes nacionales y las buenas ventas registradas durante el evento.

Más de 2.000 personas participaron de la Fiesta del Chocolate Neuquino que se realizó el pasado fin de semana en San Martín de los Andes. Las chocolaterías valoraron las capacitaciones brindadas por expertos y la posibilidad de hacer conocer sus productos y fortalecer sus ventas a través del evento.

La actividad fue organizada por el Programa de Alimentos Neuquinos de Centro PyME-Adeneu, dependiente del ministerio de Producción y Turismo, y por la municipalidad de San Martín de los Andes, con el apoyo del Consejo Federal de Inversiones (CFI) a través del Copade y la colaboración de la Agencia de Desarrollo Económico local y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Aníbal Caminiti, referente de la Agencia de Desarrollo Económico de San Martín de los Andes indicó que “cumplimos con las expectativas, los productores pudieron capacitarse para conocer nuevas técnicas y nuevos procesos con los maestros chocolateros que estuvieron presentes. La jornada de capacitación fue muy enriquecedora”. Las charlas más destacadas estuvieron a cargo de Pablo Benítez y Daniel Uria, quien fue distinguido como padrino del evento por la intendenta de la localidad, Brunilda Rebolledo.

“Daniel Uria ha hablado con nosotros para poder potenciar el evento en las próximas ediciones y colaborar en hacer contactos nacionales e internacionales y posicionar a la fiesta a nivel provincial y regional”, destacó Caminiti.

De la fiesta participaron 15 chocolaterías y fábricas de alfajores de diversos puntos de la provincia como Caviahue, Centenario, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Neuquén capital y Villa La Angostura. “Fue una gran apuesta de los chocolateros que vinieron de localidades alejadas y que quedaron satisfechos por las buenas ventas que registraron” señaló Martín Díaz Colodrero, coordinador del Programa de Alimentos Neuquinos de Centro PyME-Adeneu.

Uno de los grandes atractivos del evento fue la cascada de chocolate, además de los sorteos y regalos por el Día del Padre, con bandas de música en vivo que amenizaron ambas jornadas.