El grupo lleva adelante encuentros de camaradería y arte desde el 2015. Por la pandemia, las reuniones se suspendieron y ayer se retomaron de manera remota.

La ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo, participó de un encuentro virtual con integrantes de la fuerza y retirados que forman parte del grupo “Mateada literaria: Plumas Azules”.

Se trata de un espacio social y artístico que se conformó en el año 2015 impulsado por los policías retirados Victor Elgueta y Ángel Junge Paz donde se comparte el gusto por la literatura. El pasado mes de agosto, el grupo presentó el libro “Plumas Azules”, una antología que recopila poesía y narrativa de 24 autores. En la actualidad, cuenta con nueve integrantes que mantienen este espacio cultural.

“Comenzamos a reunirnos aquí en Neuquén para ayudar a los policías, pensando en los beneficios que trae adentrarse en cualquier rama del arte, que sana, porque uno puede expresar lo que lleva dentro”, contó Elgueta. Expresó que los policías “decimos que tenemos una coraza para protegernos de todo lo malo con lo que tenemos que lidiar día a día, y para que esas situaciones no nos afecten es que necesitamos contar con estos espacios y por eso empezamos a trabajar con esta idea”.

El último encuentro tuvo lugar en Junín de los Andes en ocasión del acto homenaje por el 8º aniversario de la muerte del suboficial José Aigo. Luego, con la cuarentena, el espacio suspendió sus reuniones presenciales y se reactivaron, de manera virtual, en la jornada de hoy: “la virtualidad es una experiencia nueva para nosotros, pero aprovechamos sus beneficios para seguir encontrándonos desde distintos puntos de la provincia”, acotó  Elgueta. A la vez adelantó que ya están proyectando la manera en que se van a desarrollar las próximas reuniones. Desde sus inicios, el grupo ya lleva realizadas 30 “mateadas literarias” y un concurso de poesía que piensan repetir.

Merlo elogió el impulso de esta iniciativa que contribuye -dijo-  al “bienestar emocional y humano de nuestros agentes para acompañarlos en su tarea diaria de gran responsabilidad”.

Elgueta además resaltó que la policía del Neuquén es pionera en ofrecer este espacio “que hoy cobra una gran importancia en estos momentos de incertidumbre para estar cerca del alma, del corazón, y del compañero”.