Planifican a largo plazo las tareas de remediación en zonas afectadas por las cenizas

julio 25, 2011

La Unidad Ejecutora de Servicios Públicos conformada con el objetivo de remediar la situación generada por la erupción del volcán chileno Puyehue-Cordón Caulle está focalizada principalmente en los servicios de agua, energía eléctrica y la limpieza del ejido municipal de Villa La Angostura.

El subsecretario de Planificación y Servicios Públicos, Gustavo Nagel, se refirió a las tareas que realiza la Unidad Ejecutora de Servicios Públicos que se conformó a fines del mes de junio con el objetivo de remediar la situación generada por la erupción del volcán chileno Puyehue-Cordón Caulle, en la zona sur de la provincia.

El funcionario explicó que “en los últimos 15 días se trabajó en la puesta en marcha de la Unidad Ejecutora”, dado que una de las primeras cuestiones fue “buscar los recursos económicos y recursos humanos para llevar adelante esta tarea”.

La Unidad Ejecutora está focalizada fundamentalmente “en los servicios públicos, agua y energía eléctrica y la limpieza de todo el ejido, de las cenizas en las vías públicas o espacios públicos incluidas las cuencas de los arroyos o vertientes que hay en distintos lugares de la Villa”, dijo. Además, aseguró que se estima que “hay entre 1 y 2 millones de metros cúbicos de arena para remover”, por lo que la tarea “no nos va a llevar menos de 6 a 12 meses”.

Provisión de agua

En lo que respecta a la provisión de agua, Nagel informó que mantuvieron reuniones “en dos oportunidades con la gente del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa)”, organismo con el que se está trabajando en tres frentes: uno es el acueducto Las Balsas; otro es la planta de tratamiento de efluentes para la zona de El Mallín y Piedritas; y el tercer tema es la provisión de agua para la zona de El Manzano.

Sobre el proyecto de la planta de tratamiento de efluentes para la zona de El Mallín y Piedritas aseguró que “es importante, ronda los 70 millones de pesos”. En este caso el proyecto ejecutivo ya había sido presentado al organismo nacional, por lo que “estamos impulsando que salga rápidamente para poder resolver la problemática de efluentes de la Villa, dado que la caída de cenizas ha complicado el funcionamiento del que era el lugar receptor de esos efluentes, que era El Mallín”, dijo.

Además, la semana pasada visitaron la localidad consultores canadienses y dueños de empresas “para evaluar alternativas a lo que estamos manejando localmente para ver otras alternativas y otros costos con otras tecnologías”, explicó.

El proyecto en el que se trabaja para la provisión de agua para la zona de El Manzano implica la construcción de un acueducto, dado que tanto las instalaciones de esa zona como las de Las Balsas, “son instalaciones que eran deficientes antes de las cenizas”, dijo. Por este motivo, se realizó una evaluación de la cuenca hídrica, de los caudales que maneja, y “hemos tomado la decisión de hacer un acueducto y llevar agua hasta los tanques de la zona de El Manzano” y es otro de los proyectos que se presentó al Enohsa.

Aseguró que “entre los dos proyectos de agua son aproximadamente unos 11 millones de pesos más una asistencia que le estamos dando continuamente a la Villa a través del (Ente Provincial de Agua y Saneamiento) EPAS, que tiene una cuadrilla que trabaja los siete días de la semana” junto al municipio. A esto se suma la asistencia en la compra y cambio del equipamiento de los puntos de captación y de tratamiento de agua que tiene Villa La Angostura.

Servicio eléctrico

“En el sistema eléctrico se trabajó desde el inicio en manejar la emergencia y en sostener el servicio”, dijo y añadió que “ha sido una tarea faraónica la que ha hecho el personal del (Ente Provincial de Energía del Neuquén) EPEN en restablecer el servicio”.

Recordó que “los primeros 15 días fueron de una demanda muy grande dado que la precipitación de cenizas y agua hacía que el sistema saliera de funcionamiento”. En tanto, hace 15 días se tomó la decisión de comprar “unos grupos electrógenos que fueron instalados inmediatamente”. Esto se realizó “como una medida para garantizar el servicio”, por lo que actualmente se sigue trabajando “en hacer que el sistema actual funcione”.

Para esto “nos concentramos en la poda de árboles debido a la caída de ramas, limpieza del sistema eléctrico en media y en baja tensión y una tarea tremenda que hay que hacer con los generadores en el sistema de refrigeración tanto de la parte caliente del motor como la parte de refrigeración de los generadores, dada la presencia de cenizas que produce calentamiento en los radiadores y rotura de aislación en la parte de generación”, detalló.

Tareas de limpieza

El funcionario aseguró que la limpieza de la ceniza es un aspecto complicado y además “amerita una tarea a largo plazo, que hay que coordinar y hay que trabajar en conjunto con todos los organismos”. En este sentido, indicó que la Unidad Ejecutora se focalizó en dos cosas: una es encontrar los lugares de disposición final del material “dado que sin esto no se puede hacer una planificación”. El otro aspecto consiste en definir una metodología de limpieza de los terrenos privados, porque “de nada va a servir limpiar las calles, si los terrenos tienen cuatro veces más de arena adentro de cada predio”, dijo.

En relación con el depósito final de la ceniza aseguró que es una “complicación que tiene la ciudad de Villa La Angostura dado que es un ejido dentro de un parque nacional con un lago de un lado y con una montaña del otro”.

Por este motivo se trabajó con el Concejo Deliberante la semana pasada, con la cámara de hoteleros, de constructores, con los colegios de Ingenieros y de Arquitectos. “Lo que hemos planteado es que nosotros como Unidad Ejecutora los primeros 15 días nos abocamos a la limpieza para abrir las vías para que funcione la ciudad”, indicó y agregó que luego, se realizó el ordenamiento de los equipos, regularizando la contratación de los mismos y además se midió “lo que rinde un equipo limpiando la arena y transportándola y depositándola en un acopio que hay en Lago Espejo en la vera de la ruta 234”.

“En función de eso hemos transmitido a los distintos organismos que es fundamental encontrar distintos lugares de acopio a lo largo de la ciudad, dado que la ciudad tiene 34 kilómetros de largo y hay que ir limpiando distintos sitios y no podemos estar carreteando 20 o 30 kilómetros como en algunos casos se plantea, porque si no los costos se disparan”, explicó.

A esto se suma que “cada lugar de acopio tiene que tener una evaluación ambiental y tiene que tener una mitigación. En función de eso hemos identificado unos cuantos lugares que hay que conversarlos con el Concejo Deliberante, con las cámaras de construcción y de ingenieros, fundamentalmente para que esos lugares permitan hacer obras, que es la oportunidad de hacerlas”, también se conversó “con la gente de parques nacionales y bosques”.

“Posiblemente esta semana podemos tener solucionado este tema o por lo menos encarado bien con algunas habilitaciones ya, de tal forma que se pueda hacer una planificación de los recursos que se necesitan”, dijo.

En relación con los terrenos privados, indicó que se trabaja sobre dos posibilidades: una consiste en que la remediación se pueda realizar en el mismo terreno, utilizando la arena para rellenar o emparejar el nivel y que luego sea cubierta con tierra y césped. La otra opción es que los vecinos limpien sus terrenos y los restos se depositen en la vía pública para que sea removida por la Unidad Ejecutora.

Nagel indicó que tanto tratar las cenizas en los terrenos como sacarlas, “tiene un costo asociado”, que deberá ser analizado por el Concejo Deliberante y las cámaras “para ver de qué forma se lo asiste o no al privado para mitigar esa arena porque de nada va a servir que estemos limpiando las calles si los terrenos están con arena que no esté tratada, dado que se puede trasladar de un lado a otro los días de viento”.

Gestión de fondos

El funcionario informó que “hemos recibido algún (Aporte del Tesoro Nacional) ATN en la Unidad Ejecutora de 5 millones de pesos, hay 2 millones de provincia y 2 millones del ministerio de Turismo de la Nación. Todo eso va a servicios y saneamiento, limpieza de cenizas”.

Además, indicó que “estamos tramitando un convenio con (la subsecretaría de) Recursos Hídricos de Nación y otro convenio con (la dirección de) Vialidad Nacional. El apoyo que estamos teniendo de Nación es válido y es bueno”. Agregó que “también nos hemos reunido con la gerencia de proyectos financiados por bancos internacionales, del ministerio de Economía (y Finanzas Públicas), para tramitar préstamos del (Banco Interamericano de Desarrollo) BID y del Banco Mundial (BM)”.

“Es fundamental poder cerrar esas negociaciones, de tal forma de contar con el dinero para hacer esto. Son proyectos de largo plazo y que requieren de un presupuesto muy fuerte y una aplicación de recursos clara y eficiente y que la ciudad, tanto Villa La Angostura, San Martín de los Andes y Villa Traful, lo vayan viendo”, dijo.

Trabajo a largo plazo

Nagel indicó que desde el punto de vista humano “hay mucha expectativa con la Unidad Ejecutora”, por lo que se busca ofrecer la mayor cantidad de información posible sobre todo lo que se ha estado haciendo para llevar tranquilidad “en todos los pasos que se están haciendo dentro de la Unidad Ejecutora”. En este sentido, destacó que “la Unidad Ejecutora no va a trabajar sola, tiene que trabajar con las comisiones vecinales, en coordinar las acciones y en planificar las tareas en cada barrio”, dado que “esto es una tarea que no nos va a llevar menos de 6 a 12 meses”.

Por otro lado, el aspecto físico de la ciudad, “con la cantidad de ceniza que hay y la problemática que esto trae”, implica que hay que “aprender a convivir con la ceniza y ver como la naturaleza va manejando eso en los bosques y en los espacios naturales y la parte que le toca al humano, en vías y espacios públicos, ver como se va mitigando y restableciendo las cosas a antes del 4 de junio”, dijo.