La carpeta elevada por la provincia incluye el desarrollo de obras de riego para ampliar la base productiva; el agrupamiento de industrias; una planta de faena y frío de truchas de exportación en Piedra del Águila; el Ferrocarril Trasandino; la zona franca de Zapala; proyectos de ganadería y una propuesta en particular para áreas productivas del norte de la provincia.

El ministro de Producción y Turismo, José Brillo detalló los proyectos que se elevaron al gobierno nacional dentro del Plan Patagonia y que suman un total de 1300 millones de dólares.

«El proyecto Patagonia tiene algunas ventajas porque, en primer lugar, conformamos una región con una marca propia, que tiene institucionalidad desde 1994: está el Parlamento Patagónico que se reúne periódicamente y a su vez también la reunión de Fiscales de Estado que tratan problemas comunes», aseguró José Brillo.

Las inversiones requeridas incluyen el mejoramiento y obras de infraestructura y servicios en parques industriales como el de la localidad de Añelo por el fuerte impacto ocasionado con la explotación de yacimientos de gas y petróleo no convencionales en Vaca Muerta.

«Creo que lo más importante para las seis provincias patagónicas es desarrollar proyectos en forma conjunta como por ejemplo la fruticultura, las áreas de riego que incluso están definidas antes que el presidente Macri anunciara el Plan Patagonia», manifestó Brillo y precisó que «estas áreas son prioritarias en Neuquén, Chubut y Río Negro y se está trabajando hace tiempo».

La piscicultura es otra de las actividades proyectadas en conjunto con Río Negro con la construcción de una planta de faena y frío de truchas para exportación en Piedra de Águila.

Brillo señaló que «tenemos como objetivo una fruticultura integrada y con valor agregado con alrededor de 300 productores, cinco galpones de empaque en forma conjunta y hemos planteado que se reestructure el sistema frutícola provincial y también el de Río Negro».

«Presentamos ambas provincias un proyecto de 100 millones de dólares anuales en un lapso de 5 años para innovar en materia de riego, empaque, variedades para presentar las frutas y hortalizas a los supermercados o para exportación», detalló Brillo.

Las expectativas del centro geográfico de la provincia están centradas en el llamado a licitación de la zona franca en Zapala con facilidades aduaneras.

El ministro neuquino explicó que «Zapala va a ser una zona franca industrial donde se va a poder ingresar al país equipamiento de alta tecnología con exenciones impositivas muy fuertes vinculadas a hidrocarburos no convencionales, minería, actividades industriales y que permitirá almacenar y desaduanizar».

Una directa relación con esta iniciativa tiene el Ferrocarril Trasandino que está desarrollado por la provincia hasta la ciudad de Zapala pero que demanda una inversión para terminarlo de 281 millones de dólares del lado argentino y 719 millones de dólares del gobierno chileno para lograr una salida al Pacífico.

«La zona franca de Zapala está mirando al Pacífico», dijo Brillo al destacar la importancia que tienen los puertos de Concepción y Talcahuano en el vecino país.

El gobierno neuquino pretende ampliar la superficie de áreas de riego de la provincia con cuatro propuestas que incluye, canales, obras de electrificación, caminos y otros servicios.

Destacó como «un objetivo central» para el desarrollo la modernización y ampliación del aeropuerto de la ciudad de Neuquén para convertirlo en una terminal de cargas

En resumen, Brillo indicó que «en el Plan Patagonia se van a priorizar los proyectos comunes entre las provincias de la región como por ejemplo la fruticultura, las áreas de riego y la piscicultura con Río Negro».

Este conjunto de proyectos presentados por Neuquén dentro del Plan Patagonia, fue recibido por el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, la semana pasada, cuando un equipo del gabinete nacional mantuvo reuniones de trabajo durante dos jornadas con gobernadores y ministros de la Patagonia.