El mismo funciona desde hace unos días en la Escuela N° 240 y está destinado a coordinar las tareas de seguimiento de personas contagiadas de COVID-19 en la localidad. 

La ministra de Salud, Andrea Peve, visitó este mediodía la Escuela N° 240 de Plottier, donde actualmente funciona el centro de monitoreo que realiza el seguimiento de las personas contagiadas de COVID-19 y sus contactos estrechos en dicha localidad. Durante la recorrida, y como parte de las acciones sostenidas de fortalecimiento del sistema sanitario provincial, Peve entregó cuatro monitores y 15 bombas de infusión al director del hospital de Plottier, Francisco Facci, con el objetivo de incrementar el equipamiento del establecimiento frente a la pandemia.

En total se entregaron 12 monitores a dicha institución sanitaria, fundamentales para el monitoreo de personas internadas. Por otra parte, cabe aclarar que las bombas de infusión (también utilizadas en el sector internación) son equipos útiles para la administración de medicación.

Durante la jornada, la ministra sostuvo la necesidad de continuar trabajando de forma articulada como así también resaltó la importancia de seguir fortaleciendo permanentemente con tecnología a los hospitales y centros de salud de la provincia, en el contexto de la pandemia por COVID-19.

En lo que va de la emergencia sanitaria, tanto la titular de la cartera sanitaria como su equipo recorrieron las instituciones de salud y los lugares que se pusieron en funcionamiento para dar respuesta a la situación epidemiológica actual, con el objetivo de trabajar y gestionar según las necesidades que se presentan en los distintos efectores.

Cada instancia favorece además la comunicación y el contacto directo con el personal que se encuentra en la primera línea, lo que contribuye directamente a la adecuación de la respuesta y la ampliación de la capacidad operativa, logística y asistencial.